Este genial dibujo, con el que me siento muy identificada, es obra del genial ilustrador y artista Jordi Labanda.

viernes, 25 de enero de 2013

Cosas con las que no estoy de acuerdo: tanatorios y viudas coñazo


Si alguno se pregunta cómo pasé el primer día del año, os contesto rápido: en el tanatorio.

Sí, sí, como lo oís.



Dentro de la cantidad de cosas que me suelen ocurrir (y siguiendo con la idea de que soy un poco gafe), el día 1 comencé el año yendo a un tanatorio.
Un amigo de la infancia de mi padre falleció el día 31. Una muerte siempre es algo triste, pero era un señor ya con 80 y tantos que llevaba enfermo muchos años, con el marrrrrdito bicho en el cuerpo, y finalmente no pudo superar la enfermedad y murió en Nochevieja.
Os cuento esto para que veáis que no era una muerte de alguien joven y sano, que siempre impresionan más. Por supuesto, su familia estaba triste, pero os pongo en antecedentes para que veáis que lo que siguió a continuación no fue ni medio normal.

Bendita Abuela necesitaba que la llevase en coche porque estaba con fiebre y  me pidió que fuera con ella. Temprano.
Temprano para mi madre significa a las 8 de la mañana, 9 por ser un tanatorio, pero conseguí retrasarlo hasta las 10.
Vamos, que allá iba yo con mi coche por Madrid, el día 1 de enero, atravesando calles desiertas o llenas de borrachuzos, que no sé qué es peor.

El concepto tanatorio, para empezar, no me gusta. Una sala fría, llena de plañideras, con ese horrible cristal para ver al muerto (me parece de lo más tétrico y morboso) rodeado de coronas de flores… Ambiente frío, sillones de piel sintética, perdonadme, pero no es para mí. Yo quiero un funeral rollo Love Actually, con gente que se descojone mientras visionan un vídeo gracioso (o leen alguna entrada de mi blog). Y por supuesto… a mí no me va a ver nadie muerta y maquillada ¡Los RePaVas me los hago yo, oiga! Y ese día no voy a estar para mucho rimmel… PerdonenQueNoMeLevante.

Pero ya me estoy dispersando… y esto es España. Spain is different y nos molan los tanatorios, el cristal destapado y el muerto en la caja, para diversión de todos. Los comentarios del tipo “míral@ qué guap@, si parece que está dormidit@”... Ains, los pelos como escarpias, señores. Y todavía hay algún familiar que te pregunta si le quieres ver… Pues no, oiga, mire, prefiero quedarme a este lado de la sala, que no me aporta nada verle así… No se lo tome a mal, pero lo de ver muertos en mis ratos libres lo estoy dejando…

Llegamos allí y saludamos a la pobre viuda, que estaba triste, pero entera. Y ahí fue cuando empezó el espectáculo. Porque las viudas que estaban a su alrededor no querían verla entera… querían su porción de espectáculo, querían ver cómo lloraba y regodearse en su pérdida. Porque si uno no llora y monta el teatro, es que no lo siente… Y como la viuda no quería comenzarlo, ya empezaron ellas:

- Sí, sí, hoy estás muy bien, pero ya verás cuando pasen unos días…

- Me lo vas a decir a mí… que no hay día que no llore al recordar a mi Manolo.

- Ya verás cuando entres en la casa y estés tú solica…

- 17 años hace que mi Pepe se murió y todavía estoy tomando las pastillas para la depresión (las pastillas de los nervios, en mi tierra).

- Ay, hija mía, con lo bueno que era tu Antonio… ya verás… esto es el principio, pero ya verás… Nunca va a ser igual…

Sí, sí, sigan así, señoras… eso es justo lo que una viuda reciente necesita… ¡No te jode! A ver si a golpe de repetirlo, la pobre mujer acaba por creérselo y se coge una depresión de las buenas.
Os juro que mientras escuchaba a las viudas alegres me empezó a entrar la risa, por lo surrealista del asunto… Me contuve, pero me dieron ganas de empezar a repartir Lexatines (o collejas) y decirles 4 cosas bien dichas.
Y siempre son mujeres, ¿eh? Nunca he escuchado a un viudo hablar en esos términos.

Para empezar… ¿a qué coño va esta gente allí? ¿A animar o a deprimir?
¿Por qué a determinadas personas les cuesta tanto no ser tóxicas?
No es cuestión de ponerse a contar chistes (o sí), pero ese afán por quejarse, esa capacidad de depresión, esa negatividad… ¡Señores, las viudas españolas de más de 60 años son insoportables!

Así que allí estuve, 15 minutos nada más, alucinada entre los comentarios de las plañideras y la entereza de la familia, apuntando los detalles en mi cabeza, para tener claro que yo, perdonen mi originalidad, no quiero un velatorio.

¿Cómo lo veis? 

Muchísimas gracias por toooooodos los comentarios y ánimos del post anterior. Sois los más mejores. Releyendo un poco todo, me he dado cuenta de que igual he transmitido más negatividad y peor estado de ánimo del que tengo ahora mismo. Estoy muy bien, de verdad, o al menos, ¡mucho mejor que el año pasado!

62 comentarios:

  1. jjsjjajajajaj vaya entrada más tétrica ehhhh.
    tienes toda la razón del mundo, es horroroso! y jamás entenderé lo del cristal para ver al difunto, nunca me he arevido a mirar ni siquiera cuando murió mi padre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo cuando murió mi padre, obligué a que cerrasen el ataúd. No soporto ese afán de cotilleo...
      Bs.

      Eliminar
  2. Amosaver, nena, que sí, que otra vez, al 100%
    Y ahora dejamos el departamento quejas y malos rollos y vamos a escribir una redacción sobre LO QUE MÁS ME GUSTA DE LAS REBAJAS. ¡Ni una queja!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajajaja, qué respondona estás...
      Mandona, que eres una mandona!

      Eliminar
  3. Pues totalmente de acuerdo. Aunque quizá suene un poco fuerte, una de las últimas veces que fuimos al tanatorio fue por el padre de un amigo. Era un señor al que todos los amigos de sus numerosos hijos conocíamos, al igual que a su madre, y en mi caso concreto desde el mismo momento en el que nací. Así que todos fuimos a saludar a la pobre viuda, que al cabo de un rato, tuvo a bien tomarse unas cervezas con nosotros. Ella siempre ha sido así de animosa, y en ese momento siguió siéndolo. También tengo que decir que, con el tiempo, ha ido perdiendo la alegría y se le nota más. Pero por ella, que no quede.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues mira, si a ella le ayudó tomarse unas cervezas ese día... olé por sus huevos! Y por no dejarse amilanar por el qué dirán...

      Eliminar
  4. Buff, que mal rollo esto de los tanatorios! y yo además es que aunque no conozca al difunto de nada, me mimetizo con la familia, me entra una congoja de pensar que le pueda ocurrir algo a alguno de los míos y no se que cara pondré pero en más de una ocasión se han acercado a darme el pésame A MÍ

    Lo del cristal.... de película de terror! y las invitaciones para ver lo natural que está... para salir corriendo!

    En fin, descanse en paz el pobre señor y su viuda!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, Nenica... jajajajaja, que me he partido de risa imaginando cómo lloras en los velatorios ajenos...

      Eso, que descansen en paz...

      Eliminar
  5. Como decía mi abuela, que era una extremeña más bonica que las pesetas.
    Nena, hay gente que habla por no estar callá...
    Parece que les jode que una persona pueda llevar la tristeza con entereza.
    Por cierto lo de lexatines o collejas buenísimo jajajajajaja.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que las extremeñas son de lo mejorcito del país! ;)

      Sí, hija, en este país hay que sufrir para resultar conmovedor... así nos va.

      Bs.

      Eliminar
  6. Es que con esto de las muertes nos encorsetamos demasiado y luego claro, a la mínima te critican por saltarte el protocolo. Ejemplo real:
    Hace unos años murió la abuela por parte de padre de mi pareja. Rito protestante, con dos platos, bebida y postre en el pub más cercano como mandan los cánones de la tierra. Mientras el padre de mi santo estaba con nosotros meditando sobre la vida de la madre recién perdida, viene una antigua compañera de instituto. Empieza por los saludos de rigor para pasar a preguntarle por su vida, alabar que sigue con todo el pelo, que no ha ganado peso, comentar como de sus hermanos (familia numerosa) "Johny" siempre fue "especial"... cuando se va, pregunto a mi suegra "¿¿Esa mujer estaba ligando con tu marido??" Ella me mira y dice "Creo que si. Pensé que era la única que lo había visto".

    Ligar con el hijo de la difunta el día del entierro con la legítima al lado. Supera eso...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaja, Miércoles... esa historia es insuperable!

      Eliminar
  7. Bueno... Esas cosas pasan sí o sí.

    Cuando falleció mi padre, también eso: cristal, flores y esas cosas... Mi madre no quería nada de eso, pero ya se sabe que a la viuda no le hacen ni caso porque "qué va a decir la pobre, si no sabe ni dónde está ahora mismo".

    Además de las que tú dices, "jodelonas" a tope, también están aquellos a quienes parece que les han pagado por retomar el oficio de plañidera, porque lloran y arman más espectáculo que la viuda y sus huérfanos. A uno en el velatorio de mi padre le tuve que preguntar si es que quería demostrar algo, que era mi padre y yo no me estaba muriendo, que si necesitaba ir a urgencias o algo...

    En fin, que yo por mi parte soy como fue él: cuando me muera que me incineren y que los que me hayan querido se vayan a tomar unos vinos (o birras o lo que les guste) y que brinden a mi salud por las risas, las fiestas y los buenos momentos que pasamos juntos.
    Yo lo hice por él...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si no hacen caso a la viuda en estos temas... a quién se lo van a hacer?

      Me encanta el planteamiento de tu padre... ¡es genial! Y seguro que desde donde estuviera, le encantó que te tomases unos vinos a su salud.

      Eliminar
  8. Yo estoy tambié en contra de los tanatorios y los velatorios. Tengo claro como tu que no quiero que nadie me vea y menos que me repinten cuando apenas me he pintado en la vida.

    Para mi lo ideal es que sea como suele ser en Holanda: misa o despedida en familia si no se es catolico o protestante (hablando familiares y con la música que la familia quiere). Después una reunión con café, te y dulces para entrar en calor, donde te pueden dar las condolencias y recordar los buenos momentos vividos.

    Lo de aqui es una tortura y es verdad que hay gente que se regodea en acusar más el dolor que ya se puede tener... bozales habría que ponerles!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues estoy de acuerdo contigo... a ver si con un poco de organización puedo morirme en Holanda! Así es exactamente como me gustaría que se me recordase en mi muerte! Me encanta el planteamiento holandés!

      Eliminar
  9. firmo cada palabra que has dicho. No hay nada que odie mas que la tradicion tanatorio/entierro,
    Es horrible en todos los sentidos: la familia uno o dias en standyby sufriendo en el tanatorio, las visitas coñazo, las conversaciones que no te apetecen, los cotillas, los que miran a ver si lloras...
    demasiado todo para mi!!
    creo que es un tradicion que nos tenemos que plantear seriamente y transformar

    un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que no tiene ningún sentido! Es aún más deprimente que la propia muerte!

      Bs.

      Eliminar
  10. A la gente le va el morbo. Si no lloras y montas el espectáculo y demuestras que te falta el aire... no están contentos. Tienen que hacer esos comentarios para sentirse que saben mucho de la vida y que no veas lo que llevan sufrido. El "yo", "yo" y "yo" está a la orden del día.
    ¿Y si no te gusta llorar en público? ¿y si no quieres mostrar debilidad? ¿y si no te apetece preocupar a tus familiares? ¿tienes que desmayarte para que la gente esté feliz y tengan algo que contar?
    La gente tiene mucha tela. Y las viudas peor porque si son sesenteras y no tienen nada que hacer son las mismas que tienen la cita a las once de la mañana en el centro de salud y se van a las ocho de la mañana a dar por saco. Sin embargo, también la lía la gente más joven porque muchos no tienen cabeza. Y si ya entramos en el tema "estoy para lo que necesites"... mentira. Se quedan contigo dos gatos contados y el resto pedir y no dar... indignante.
    En cuanto a enseñar el rostro del fallecido maquillado, si no se quiere, no se hace. Yo siempre he visto que la gente pone la caja abierta y la persiana subida. Y van asomándose porque si no, esa noche no han cumplido con los objetivos del día. Sin embargo, hasta hace unos meses que tuve que protagonizar el peor momento de mi vida, no sabía que si pedías en el tanatorio que no levanten la persiana y que la caja se quede cerrada, se respetaba. No podía consentir que la persona más importante de mi vida estuviera expuesto a nadie. Es más, si pides que no lleven la caja a la capilla, también lo respetan. ¿Para qué la caja allí mientras el curita de turno dice chorradas? ¿para que la gente esté esperando que te desmayes delante de la caja? Me parece todo puro morbo. Y una falta de respeto. Se pasa demasiado mal pero claro... si encima pones mala cara, no tienes educación.
    Besos

    http://www.envueltaencrema.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo sé. Cuando murió mi padre me empeñé en que el ataúd estuviera cerrado. Hubo mucha gente que criticó mi "medida", pero a mí em daba igual y no quería que nadie organizase el numerito viendo a mi padre.

      Bs.

      Eliminar
  11. El tema es serio, porque esa viudas estaban para darles un sopapo, pero me he reido mucho con tu forma de contarlo. "Lo de ver muertos en mis ratos libres lo estoy dejando…" jajajaja, qué grande.
    Besos y feliz fin de semana
    (te he dejado un reto en mi blog, si te apetece ya sabes...)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Matt, he intentado que un tema tan serio no fuera deprimente... me alegro de que te hayas reído! Era justamente mi intención!

      Bs.

      (Ese premio lo contesté ya en el blog de Inmagina...)

      Eliminar
  12. Yo creo sinceramente que hay gente que disfruta en los tanatorios, si no no se explica cómo están deseando ir y pasarse las horas muertas. A mí me recuerda la canción de Cecilia: el niño en el bautizo y el muerto en el entierro. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Susana, totalmente de acuerdo contigo. Nada más que añadir.
      Bs.

      Eliminar
  13. Jajaja!! Es qie eres única...¿o quién podría relatar con más gracia un día de año nuevo en un tanatorio?

    Me encanta leerte...siempre me sacas una sonrisa. Y me alegro que este año estés mejor... ;-) Ya verás como este número 13 te trae suerte...

    Besos!!

    ResponderEliminar
  14. Antes incluso de tener uso de razón, que dicen los padres, a mi esta situación llamémosla de "muertos", siempre me ha incomodado mucho.

    O bien porque el fallecido no era muy conocido y no sabes que decir que no suene a tópico, por no hablar de el "te acompaño en el sentimiento". Pero, ¿Qué cojones es eso?, que me vas a acompañar en el sentimiento si yo estoy jodido y tu más fresco que una lechuga y oliendo a perfume…

    O bien si es un familiar o alguien muy cercano, porque tienes tal conmoción en el alma que te impide articular palabra sin perder la entereza.

    Admiro profundamente a la gente que aguanta estoicamente a estas petardas sin perder las formas…
    Un beso
    Vir

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaja, Vir, me encanta lo de "te acompaño en el sentimiento", menuda mentira gorda! Jajajajajajajajaja!

      Bs.

      Eliminar
  15. Anda que las "amigas" de la viuda era como para que coordinasen grupos de terapia, vamos! jajaja Hunden al Potemkin y a todo lo que se tercie, menudo plan! jajaja
    Risas aparte, no me gusta nada todo lo que rodea a la muerte, aún, aquí en España. Me parece falso, antiguo...y poco práctico, la verdad. Qué pocas veces he ido a este tipo de cosas y qué poco espero hacerlo. Al muerto ya poco le haces, lo mejor, acordarte de lo que dejó en tí esa persona y a ser posible, trasmitirlo. Eso es lo que me vale a mí.
    Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gadi, es totalmente arcaico... y no aporta nada bueno, que es lo peor.

      Las viudas eran para matarlas a todas! Qué negatividad, por favor!

      Bs.

      Eliminar
  16. Totalmente de acuerdo con tu opinión sobre estas ... "almas caritativas"

    En cuanto al resto, no tanto. Yo soy de los que entro en la sala, pero no por morbo (no es una escena agradable), sino para rezar por el alma del difunto.

    Ayer, la verdad, no me atreví a comentar nada. Eso sí, todo mi apoyo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pater... pero rezar por el difunto puedes hacerlo en cualquier sitio! En cualquier caso, creo que en el 99% de los casos, la gente que entra lo hace más por morbo que por rezar... sinceramente...

      ¿Cómo que no te atreviste a comentar? Cobarrrrrde, pecadorrr de la praderaaaaaaa...

      Eliminar
  17. Jeje, es que viudos hay pocos, estas arpías terminan con los pobres maridos a base de machacarlos psicologicamente y luego les da fuerza y vida la continua queja y explicoteo de sus penas, son como vampiros, van buscando más miembros para su club

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaja, interesante explicación de por qué la esperanza de vida femenina es superior a la masculina...

      Eliminar
  18. Yo todavía no he contado la que "armé" en el tanatorio de mi abuelo (que por cierto, falleció un 30 de diciembre, así que casi me paso la nochevieja en el tanatorio por una movida con el entierro), porque creo que me lloverían piedras, pero básicamente opté por la opción que tu propones, partirme de la risa. Es que en situaciones tensas me sale el humor negro y no puedo evitarlo... En fin, en mi caso me venían familiares a recordarme de pequeña y me miraban con cara de pena, y yo pensando "pero a ver señora, si mi abuelo hacía unos 15 años que no me hablaba". Por cierto, siempre me he negado y me negaré a pasar a ver el cuerpo, que ganas de tener un mal recuerdo... En fin.

    Besos!

    ResponderEliminar
  19. Yo siempre que he ido a un tanatorio ha sido con la caja cerrada... pero vamos, doy gracias de la existencia de estos sitios porque en mi pueblo hará unos diez o quince años que hay. .. y hasta entonces se velaba a la gente igual pero LOS VELABAN EN CASA! Así que imaginate momento tanatorio pero con el ataúd en el salón o en la mesa de la cocina! !!!! Y con todo el pueblo pasando por tu casa y cotilleando... tremendo
    A esas viudas es para darles de comer aparte de verdad!

    Mira, cuando estaba de becaria un compañero holandés falleció de golpe, un infarto solo en casa con 33 años. Total, vino su familia y en el tanatorio CON LA CAJA CERRADA y una foto de él sonriente y feliz, la gente fue dando susdiscursos y luego. .. nos fuimos de cañas, brindando por él y contando todas las anécdotas que teníamos
    Siempre le he dicho a mi santo que para mí fue la mejor manera de despedir a nadie. Aquello me impactó mucho por como sucedió y pienso mucho en él. Y fue una despedida estupenda, recuerdo llorar pero de la risa con sus historias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, Ana, en el pueblo de mis abuelos se ha hecho toda la vida en las casas, así que sé de lo que hablas, jajajajajaja! Qué pereza!

      Me encanta el fin de fiesta de tu compi holandés... y eso que era una persona joven y murió de repente... Pero en España no se entendería una despedida así...

      Eliminar
  20. Dios mio que semana llevas, me has tocao dos de mis temas. Totalmente de acuerdo en todo, solo van a cotillear y a decir chorradas. Siempre que se muere alguien alla van ellas a hablar de lo bueno que era el muerto y como les va a ellas. Yo ayer lleve a mi madre a un tanatorio y una amiga de mi madre me pregunto si ahora tenia un niño ( yo soy la recien mama de un niño chino que te conte ayer ) y otra señora se levanto y en publico dijo, si tiene un niño de esos que se compran ( toma ya ), claro te podras imaginar lo que le dije a la señora, creo que no voy a ser bien recibida en otro velatorio igual.eso si a la familia del muerto le s pedi disculpas. Pero siempre pienso si estas movidas se tuvieran que hacer en las casa seria el colmoooo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, ay, ay... es que mezclaste dos temas espinosos en este país de catetos... la muerte y la adopción. Me imagino la escena, nena... menudo papelón.

      En los pueblos se sigue haciendo en las casas... y debe ser peor aún, porque seguro que encima esperan que les pongas un vinito!

      Bs.

      Eliminar
  21. Ja, Ja, Ja, ....para los velatorios el más sincero k conozco es mi media naranja: cuando vamos de velatorio de alguien mayor siempre dice: "Pues los siento, pero mejor k morirse un viejo y enfermo que no un joven y sano", claro, la familia del difunt@ mayor siempre responde: "Pues tienes razón maño."
    Yo lo de ver al muerto no lo entiendo tampoco. Cuando murió mi abuela no tuve fuerzas para verla, pero mi prima que los tiene bien puestos discutió con los del velatorio porque "la habían pintado como a una payasa o como a una puta", y se la tuvieron que llevar y la volvieron a traer con la cara lavada, como siempre ella la llevó toda su vida.

    ¡Va por ti yaya, te querré toda la vida!

    Bs:

    P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ufff... es que tu santo tiene toda la razón, pero la familia del que ha fallecido está jodida aunque sea alguien mayor y enfermo, eso está claro.

      Me parto con tu prima... jajajajajajaja! Genial!

      Bs.

      Eliminar
  22. Spain is diferent, querida...
    Cuando falleció mi abuelo yo quería velarlo con la caja tapada, porque me ponía mala verlo. Se lo pedía a mi abuela justo al llegar al velatorio y ella accedió. Pues no veas la de críticas que tuve por mi grandiosa propuesta!!!!!!.
    Pero vamos a ver!!!!!, qué leches (por no decir cojones) me tiene que decir a mi una señora enlutada que he visto dos veces en mi vida(vamos, creo que mi abuelo la vio otras tantas) sobre cómo tengo que velar a mis familiares????
    En el caso del abuelo de mi marido pasó más o menos lo mismo, y estábamos todos muy enteros porque el pobre hombre llevaba 19 años encamado con un infarto cerebral que no lo permitía ni moverse, ni hablar, ni conocernos. Así que, con ochenta y largos, y después de haberlo pasado muy mal durante los últimos meses, lo que más le deseábamos era que descansara en Paz de una vez. Pues hubo quien tuvo la osadía de decirnos que estábamos muy enteros... Venga ya!!!! no estábamos llorando cada cinco minutos, pero tampoco montamos una fiesta, vete a la mierda!!!!!.

    En fin, parece que si no la montas en un tanatorio es que no quieres al difunto... Dan ganas de dp ir por las casa de esas viudas negras y dar un poco por culo de vez en cuando... para ver si les presta, pues parece que les gusta.

    En fin... un bico, reina!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Leles, yo sé que cuando velamos a mi padre con el ataúd cerrado, también hubo gente que lo criticó. Pero me da lo mismo, sinceramente...
      Y a mí nadie me lo dijo a la cara... como tengo fama de borde...

      Bs.

      Eliminar
  23. No sé, pero en el velatorio de Abuelita P, estábamos Merenpadre, primísima A y yo contando anecdotas de la abuela y descojonándonos... eso si, en el de Abuelito P, es que fue en casa y fué diferente.
    Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mira, cada uno afronta el Dolor como puede.
      ALgunos se descojonan, otros lloran y otros no reaccionan... pero de ahí a hundir en la miseria a la pobre viuda...

      Eliminar
  24. Ains...es que hay mucha profesional de tanatorio....
    ¿¿pero qué harían sin ellas los de la cafetería?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaja, pero qué práctica eres, coño!

      Eliminar
  25. jajaja desde luego es para reirse, pero muuuuuuuy cierto, eso de no tienes la pena encima no te preocupes que nosotras nos encargamos de buscartela... Aprovecho que no te comente la anterior entrada. Sé que no hace falta que te diga nada sólo que te chero un montonazo ya lo sabes y que tu serás la siguiente en convertirte en "la prota" de esas historias que empiezan con: pues mira, yo conozco a una que con su primera hija se quedo super rapido y despues de unos años buscando y que no llegara otro baby cuando menos lo esperaba se quedo y ahora tiene otra mini rubia preciosa ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias... cada vez tengo más claro que llegará. Y ya no debe tardar mucho...

      Bs.

      Eliminar
  26. Argggghhhh...qué horror, pobre mujer. Se tenía que haber levantado el muerto y darle un collejón a cada una. Qué poco respeto y qué poca clase tiene la peña.
    Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estaría genial, jajajajajajajaja!

      No sé si es cuestión de respeto o de clase... creo que es más bien un tema educacional, fíjate...

      Bs.

      Eliminar
  27. Je, je... cuando murió mi suegro, una tía de mi suegra - que también era viuda- le dijo que desde ese momento la casa ya no iba a oler a hombre.... tal y como os lo cuento....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, ay, ay!!!!
      La gente está francamente mal...

      No quiero pensar a qué huelen los hombres...

      Eliminar
  28. Versión tercermundista en mi país, o llámese el funeral de mi abuelo. Velación en la sala de la casa con mi abuela gritando y llorando a un súper volumen. Litros d café para los vecinos, y de pronto alguien dice, hay que ponerle los dientes. Abren la caja y ser los ponen al revés, mi abuelo parecía un pequinés con los dientes por fuera!!
    Y después vienen nueve días de rezos sin fin donde la gente sigue recordando que que mal que está la viuda y nadie tiene derecho a quitarse el luto...toma que las de mi país son mil veces más dramáticas!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, ay, ayyyyy, insuperable el momento "dientes", jajajajajajajaja! Lo que me he reído... es genial, jajajajaja!

      Eliminar
  29. hola,
    vamos a ver, cada uno gestiona su pena y su dolor como mejor puede, pero personalmente soy de las que cree que las penas de cada uno mejor debajo de los zapatos. Y creedme,se de lo que hablo que tres meses después de parir a mi hija tuve que despedirme de mi padre. Como era el "amiguito de los animales", el padre de familia nuestra y de sus otros siete hermanos... el mismo día que murió por la tarde (y a pesar del dolor de mi madre y su pena) los que quisieron vinieron a nuestra casa y entre pintxo de chorizo y jamón brindamos con un buen vino por él. solo pusimos unas horas el tanatorio y por supuesto con el ataud cerrado. Y hoy justo dos años despué todavía tengo que aguantar que me digan que qué entereza tuvimos que ni lloramos... hay que joderse? la gente venía para vernos destrozados y llorando? y ya para rematar la jugada el día que le incineramos y que solo fuimos unos pocos muy cercanos, nos fuimos a la vinacoteca de un íntimo amigo suyo a brindar nuevamente con champán, si champán, a las doce de la mañana. Os juro que no somos alcohólicos pero mi padre era sumiller, un enamorado del buen livar y del buen llantar así que le hicimos honor. La angustia, el dolor, los lloros y demás los dejamos para momentos muy íntimos en casa. Y me da igual lo que opinen los demás pero si alguna viuda hubiese venido a decirle semejantes barbaridades a mi madre... entre mi hermano y yo la hubiesemos sacado a la calle.
    Madre, que sepas que aunque no escribo nunca te sigo porque tenemos muchas cosas en común... un abrazo enorme reina.
    Inma

    ResponderEliminar
  30. Pues si hubieras oido a mi suegra el día que velaron al abuelo de mi cuñada, dándole ánimos como la que más: mujer, que sólo era tu abuelo, peor fue lo mío que perdí a mi marido, eso sí que es sufrir... como verás, una profesional de los velatorios.
    En fin, mi marido y yo estamos pensando en donar nuestros cuerpos a la ciencia cuando fallezcamos, así que no habrá posibilidad de que nadie nos organice un sarao de estos que ponen los pelos de punta!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu suegra es entonces como las viudas coñazo que retrato... será del mismo club seguro!

      Lo de donar los cuerpos a la ciencia es buena idea!

      Bs.

      Eliminar
  31. Me encanta cómo escribes, tus posts no tienen desperdicio, enganchan desde el principio hasta el final, eres única.
    Desde luego en esta vida hay gente para todo pero lo más triste es que hasta en situaciones así de dolorosas haya personas que metan el dedo en la llaga.
    Besos.

    ResponderEliminar
  32. Me alegra leeros porque hace casi un mes mi madre dejó este mundo y me quedaba la pena de que su ataud etuviese cerrado todo el tiempo, con una foto suya de joven , en un gesto bellisimo, que la hacía recordar feliz, pero me queda la duda si debiamos haberla velado con la tapa abierta por eso de asegurar su muerte...No puedo evitar tener dudas de si lo hicimos mal al no vigilar ...en fin, en el hospital le hicieron el electro y dio plano, y desde allí se declaró su muerte, espero que haya sido realmente comprobada su defunción, pues ahora tengo pánico, ya me entendéis.... me arrepiento de no haber estado hasta su último momento pendiente de ella.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te preocupes por eso. El fallecimiento cuando lo certifica un profesional es siempre irreversible.
      La forma en la que describes como la despedisteis me parece de lo mejor: joven y feliz. Es precioso que te recuerden así. Muchísimo más bonito que como un cuerpo inerte. Yo al menos lo hubiese preferido.

      Eliminar

¡Gracias por opinar!