Este genial dibujo, con el que me siento muy identificada, es obra del genial ilustrador y artista Jordi Labanda.

lunes, 26 de marzo de 2012

OUT OF BLOG

Estimados...

Este blog pretende ser una fuente de risas y cachondeo constante.
Una forma graciosa de desahogarme.
El lugar donde volcar todas las tontunas que se me pasan por la cabeza.

Ahora mismo no cumple ninguna de estas premisas.

Y como no me gusta ser la quejica de la fiesta...

...Corto y cierro por una temporada...

...Pero no quería hacerlo sin despedirme...

...Y sin daros las gracias por el enorme apoyo que habéis supuesto siempre...

...Y las risas que me habéis provocado...

Besos y abrazos desde el otro lado de la pantalla.

lunes, 19 de marzo de 2012

TontuningTendencias Primavera-Verano 2012

Ay, qué duro es ser una fashionista nata o tener un blog de moda (deben pensar las egobloggers del mundo mundial...)

Y es que... no me digáis que las tendencias que se llevan este año no son ridículas.

Me encanta estar al día en temas de moda, ver lo que se lleva e intentar adaptarlo a mi estilo. Sigo muchísimos blogs de moda, me gusta comprar revistas de las llamadas femeninas... en fin, que no es que esté viviendo en un universo paralelo y las tendencias no me interesen...

... Es sólo que cada año que pasa, veo más claro que los diseñadores están colocados cuando diseñan la ropa que, en teoría, deberíamos ponernos...

Las tendencias que este año más me espantan son (y no necesariamente por orden de aberración):

1. EL MINT (o lo que toda la vida se ha llamado verde hospital).

Pues este año se ha instalado como color de moda... por Dios... ¿¿¿¿pero hay alguien al que ese color le favorezca????

Y para ilustraros, un ejemplo:



Que levante la mano el que piense que este vestido puede favorecer a alguien (señores de Zara, pongan al menos a una modelo un poco más bronceada luciendo esta cosa tan espantosa).

2. Los creepers.

A ver, ¿cómo definir esta aberración? Según la revista Marie Claire son zapatos con gruesas suelas de goma y punta redondeada. Yo añado: el típico zapato de Frankenstein. Como diría mi amiga la Jilton... MORRORIZAN.

Para muestra... 3 botones:





Pues, por mucho que penséis que nadie en su sano juicio puede llevar esto... yo ya lo he visto en infinidad de blogs...

3. Los TAIL HEM.

O para que nos entendamos, bajos desiguales, corto por delante, largo por detrás.

Dentro de la sección de aberraciones, quizás sea la que menos "morrorice". Mespanta, pero no Morroriza... (claro, es que comparada con los creepers esos, que parece que tienen ojos y que no dejan de vigilarme, esto me parece hasta ponible).

Que en vestidos de fiesta (tipo entrega de los Oscars) los hay hasta monos, pero que, en los trapitos del día a día tampoco es que me maten. Más que nada, porque parece que te has quedado sin tela suficiente y tu tía Toñi, que es la que te ha hecho el vestido, ha pensado que así quedaba mono (un beso desde aquí para todas las tías Toñi del mundo).

Algunos ejemplos que a mí MESPANTAN:



Divino, ¿eh?



Aquí le dio un ataque de locura a la modelo y se lió a mordiscos con la falda... es la única explicación que se me ocurre.



Aquí mi combinación favorita, modelo blancurria, color verde hospital y bajo desigual, vamos, que sólo le falta llevar los zapatos de Frankie para conseguir el look 10.

Hay unas cuantas tendencias más igual de absurdas, pero de momento, con estas, creo que vamos servidas...

Y vosotros, ¿qué opináis de estas 3 tendencias? ¿Estoy desactualizada? ¿Habéis picado con algo?

domingo, 11 de marzo de 2012

Conociendo al sexo opuesto: los hombres son de Júpiter



Ayer acudimos a una reunión de gente muy dispar y unas cuantas parejas terminamos en casa de una matrimonio joven (más joven que nosotros, quiero decir).

Uno de los temas recurrentes que aparece siempre en estos casos es el reparto de tareas domésticas, y el hecho de que ellos nos consideren histéricas de la limpieza (siempre) y nosotras a ellos unos desordenados e inmunes al polvo.

He decidido hacer una encuesta entre mi nutrido número de lectores, para comprobar hasta qué punto, los tópicos sobre este tema se cumplen.

Vamos con el cuestionario:

1. El día que toca limpiar en casa, él:

a) Intenta escaquearse inventándose cualquier excusa barata.
b) Se pone a limpiar protestando y esgrimiendo como excusa que la casa está limpia, pero que tú eres una histérica.
c) Limpia sin protestar.
d) Es él quien decide qué día se limpia y quien organiza el reparto de las tareas.

2. A lo largo de la semana laboral, el número de prendas masculinas que se acumulan en la silla/sillón de vuestra habitación es:

a) De 15 a 20 prendas, toda la ropa que se ha puesto de L a V, arrugada y hecha una porquería.
b) Las prendas del lunes y del martes (el miércoles le diste dos gritos para que las ordenase él), las del jueves y las del viernes.
c) Ninguna. Cuando se cambia de ropa, echa al cesto de la ropa sucia todo, en el momento.
d) Ninguna suya, un par de pantalones tuyos, en todo caso.

3. La chica que os ayuda en casa es:

a) Una santa salvamatrimonios. Os habéis ahorrado el divorcio gracias a ella.
b) Una ayuda muy importante que os ahorra el 90% de las discusiones domésticas.
c) Una ayuda que os simplifica la vida, pero de la que podríais prescindir porque él plancha fenomenal y tú limpias estupendamente.
d) tirar el dinero, según él, que hace la prueba del algodón cada día que ella va a casa para asegurarse de que todo está limpio y pulcro.

4. Tras una visita a Ikea, en la que, por supuesto habéis discutido, llegáis a casa con un cargamento de estanterías y muebles que montar.
El tiempo medio que transcurre desde la llegada a casa hasta el montaje definitivo de los muebles es:

a) De 3 a 6 meses.
b) De 1 a 3 meses.
c) Unos días, justo hasta que él tiene un día libre.
d) Cero días. En cuanto llegáis a casa, aunque sean las 11 de la noche, se pone a montar todo lo que habéis comprado.

5. Si pasas un día entero con tus amigas, y él se queda solo en casa, cuando llegas:

a) Parece que una bomba nuclear ha estallado en medio del salón. Los restos de las 3 comidas del día se amontonan en la mesa, los mandos y los juegos de la Wii están por todas partes y, por supuesto, no se ha duchado.
b) No se ha duchado, los restos de las 3 comidas se amontonan, pero al menos ha guardado la Wii para disimular.
c) La casa está recogida y ordenada, los platos en el lavavajillas... y las camas hechas.
d) Ha aprovechado para limpiar a fondo los armarios.

6. Sus incursiones en la cocina se limitan a:

a) Introducción de pizzas, paninis y otros congelados en la bandeja del horno.
b) Introducción de pizzas, paninis y otros congelados en la bandeja del horno, inmersión de calamares y otros fritos en aceite hirviendo y apertura de latas de conserva.
c) Elaboración de guisos caseros como cocido, patatas con carne y paella mixta. Si le da tiempo, suele recoger la cocina.
d) Es un experto cocinero, domina todas las técnicas, es experto en nouvelle cuisine y, cuando cocina, aprovecha para hacer limpieza del frigorífico por dentro.

7. A la hora de poner la lavadora:

a) Nunca ha puesto la lavadora. Cree que la ropa se desplaza sola hasta el cesto de la ropa sucia, y de ahí a la lavadora.
b) Cuando se queda sin camisas limpias y tiene que ponerla, no falla: siempre te pregunta en qué programa se pone.
c) Pone la lavadora las mismas veces que tú.
d) Él es quien se ocupa de poner la lavadora y se asegura de que la ropa está separada por colores y texturas.

8. Su teoría vital acerca de las tareas domésticas se resume en:

a) "Los fines de semana no se hacen las camas" (total, pa qué, si dentro de un rato nos vamos a acostar de nuevo), "las pelusas son mis amigas" y "a mí no me molesta el polvo, si te molesta a ti, limpia tú".
b) "Limpiar es muy cansado", "las pelusas no me incomodan" y "los fines de semana se hicieron para descansar".
c) "No soporto llegar a casa y que esté desordenada", "la cama hay que hacerla todos los días" y "se me da bien planchar, ya lo hago yo, cariño".
d) "Mi chica es más desordenada que yo", "me encanta tener la casa limpia y ordenada, casi casi tanto como el sexo" y "los cristales de las ventanas sí se limpian".

Si has tenido mayoría de respuestas a), debes asumir cuanto antes que escogiste al tipo guarrete y desordenado. Espero que en todo lo demás, te compense, porque como amo de casa, está claro que es un desastre.

Si tu mayoría de respuestas ha sido la b), estás con un tipo estándar, que tiene una especie de filtro ocular que le impide ver las pelusas detrás de las puertas. Como amo de casa no vale, pero te puede ayudar el saber que el 90% de los maridos de tus amigas son iguales.

Si tu mayoría de respuestas ha sido la c), probablemente seas la envidia de tu grupo de amigas. Tu pareja es limpia y ordenada, sin caer en el histerismo. Compartís las tareas al 50% y entiende que vivir en un entorno limpio y ordenado es más saludable que lo contrario.

Si tu mayoría de respuestas es la d), eres del exclusivo grupo de mujeres emparejadas con maridos adictos al orden y a la limpieza. A mí, personalmente, este grupo de tíos me dan mucho miedito. Conozco a alguno y se me ponen los pelos como escarpias cuando veo sus reacciones.

¿Y bien? ¿Se cumplen los tópicos entre mis lectores?
¿Qué tipo de hombre creéis que es Padre?

PD: Hoy es un día triste, no se me olvida la fecha. Pero he intentado no escribir sobre ello para darle un aire un poco más fresco al blog... que tampoco es que yo sea últimamente la alegría de la huerta.
Mi recuerdo emocionado para todas las familias que, hace ya 8 años, sufrieron el zarpazo absurdo de este atentado.

domingo, 4 de marzo de 2012

Elemento tocafolicular de la semana: Me pesa la vida



Cuando una puerta se cierra, se abre una ventana. ¿En serio?

Todo va a salir bien. ¿Por qué la gente se empeña en decir eso?

Lo conseguirás. ¿Y cuánta gente no lo ha conseguido y se ha quedado por el camino?

Estoy cansada de filosofía barata.

Agotada de que todo lo importante me cueste la vida misma.

Extenuada a causa de la frustración constante.

Cuando todo lo primordial en mi escala de valores me cuesta un mundo.
Cuando las decisiones más importantes se basan en disgusto tras disgusto.
Cuando el "todo va a salir bien" de la gente que me quiere me suena a palabrería hueca.

¿Qué se hace entonces?

Rezar no me ha funcionado.
Las terapias alternativas tampoco.
El psicoanálisis no sirvió.

¿Cuál es el siguiente paso a seguir?

No quiero conformarme.
Necesito buenas noticias en mi vida.
YA.

viernes, 2 de marzo de 2012

Mientras duermen: Hermano Mayor



Desde que soy madre, debo haberme convertido en una sufridora nata y masoquista ocasional.
El caso es que soy una fiel telespectadora del programa de Cuatro "Hermano Mayor".

No sé si conocéis esta especie de Reality que emiten los viernes por la noche en esta cadena.

Un jugador de waterpolo exitoso y con todo de su parte, Pedro García Aguado, que se vio envuelto en drogas y desajustes emocionales varios, tras dar muchas vueltas y superar sus problemas y adicciones, ha terminado convirtiéndose en una especie de coach de jóvenes y adolescentes problemáticos (pero muuuuuuuuy problemáticos) de toda España.

Lo primero que llama la atención, al menos a mí, es que la mayoría de capítulos que he visto, son en Galicia o Andalucía.
Que digo yo, ¿se me escapa alguna razón por la que la mayoría de adolescentes "chungos" son gallegos o andaluces?
(Por favor, que nadie se me enfade porque comente esto, que ya me conozco yo las susceptibilidades del mundo blogger...)

Lo segundo que me acojona (y digo acojona, porque no se me ocurre una forma mejor de expresar mi miedo y mi congoja cuando veo este programa) es la violencia y actitud de estos chicos.
He visto chicos y chicas pegando a sus padres, rompiendo todo tipo de cosas, amenazando de muerte a su familia...
Da mucho miedo verlo, os lo digo en serio.

Y lo más impactante, es en muchos casos, ver a los padres.
En cuanto el programa profundiza un poco, uno empieza a ver todo tipo de situaciones familiares caóticas, que explican, casi siempre, la actitud de los hijos.
Matrimonios rotos de malas maneras, padres que meten en casa parejas distintas cada 15 días, familiares que han consumido drogas o que han estado en la cárcel, progenitores que murieron siendo estos chicos muy pequeños...
Padres que, obligados por las circunstancias, no han parado de trabajar durante toda su vida, descuidando a sus hijos...
Hay veces que el resultado se veía venir, y que dan ganas de encerrar a los padres.

También es curioso ver cómo esos jóvenes violentos y peligrosos, son, en general, chicos débiles y buenos, que en cuanto son escuchados y reconducidos, cambian su forma de ver el mundo. Y comienzan a comportarse de otra manera.

Sin embargo, lo que me preocupa sobremanera, es ese pequeño porcentaje de casos que también aparecen, con familias estructuradas y padres cariñosos. Porque, aunque sea un porcentaje mínimo, uno se queda con la sensación de que, haga lo que haga, siempre le puede salir un hijo problemático, violento, adicto...
Porque, por mucho que queramos a nuestros hijos, no se les puede meter en una burbuja.
Porque en ocasiones, las (malas) compañías son las que terminan convirtiendo a niños dulces y buenos en adolescentes violentos y adictos.

Y vosotros... ¿habéis visto alguna vez este Reality? ¿Opináis lo mismo que yo?