Este genial dibujo, con el que me siento muy identificada, es obra del genial ilustrador y artista Jordi Labanda.

lunes, 24 de mayo de 2010

Historias inverosímiles admitidas como verdades universales: La genética de las "faranduleras"

Lo reconozco. Leo muchas revistas de las llamadas "femeninas".
Revistas de moda, de ésas que más de la mitad del tocho está compuesto por publicidad. Publicidad de productos que, por otra parte, nunca me compraré porque mi nivel adquisitivo no llega a ese nivel (y aunque llegara, dudo mucho que invirtiese más de 40-50 eur en un bolso, así de cutre soy yo).

En estas revistas encuentro poco consuelo ante mis MichelinesOLorzasSalchicherasApresadoresDeAbdomen. Pero aún así, mi componente masoquista se empeña en que, mes tras mes, compre un buen número de revistas para autofustigarme.

En cada uno de los ejemplares que devoro, sin excepción, encuentro siempre alguna entrevista a la ModeloBarraActrizBarraHijaDeFamosoBarraDiseñadoraBarraFaranduleraOcasional. Siempre, siempre, siempre, encuentro varias preguntas que me repatean, no solamente por la idiotez del periodista que las formula, sino por la respuesta de la colega de turno.

La que más me fastidia es:

- Y con el ritmo trepidante de trabajo que llevas, ¿cómo mantienes la báscula a raya?

Vamos a ver, vamos por partes:

1. Ritmo trepidante???? NO ME HAGAS REIR, BONITA! Si yo tuviera un estilista, un personal trainer, un cocinero y un experto en Photoshop a mi servicio...
2. Báscula a raya? Pero si se le marcan las costillas!!!!

En el 90% de las ocasiones, la entrevistada contesta lo mismo: "Pues mira, tengo la suerte de que genéticamente tengo una constitución que me permite comer de todo y no engordar. Además, odio ir al gimnasio, así que tengo un entrenador personal con el que practico Pilates dos veces por semana".

AMOSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSHOMBREEEEEEEEEEEEEEEE. Eso no te lo crees ni jarta güisqui, mona!

Vamos a ver, ¿a cuántas tías conocéis vosotras que a partir de los 30 tengan la suerte de comer todo lo que quieran y no engorden? Yo reconozco que a un par. Mi cuñada (de la que espero que mi Criatura herede la constitución) y mi amiga Isabelita la Griega. En ambos casos, el factor genético no tiene nada que ver, es algo más relacionado con lo nerviosas que son ambas personas.
El resto de mis amigas/conocidas tienen serios problemas para mantener su peso a raya. O bien hacen mucho deporte o bien comen como pajarillos. O hacen las dos cosas (mis heroínas). No hay más truco.

La única famosa que siempre dice la verdad y cuenta que lleva a dieta toda su vida es Marta Sánchez. Por lo menos, la única que me viene siempre a la memoria. El resto... mentirosas compulsivas, vamos.
Por tanto, y si extrapolo la probabilidad de mi círculo de amigas... un 90% de las ModelosBarraActricesBarraHijasDeFamosoBarraDiseñadorasBarraFarandulerasOcasionales mienten como bellacas, comen solamente lechuga y se matan en el gimnasio.

¡Que no os engañen!

Y tú, ¿te sientes mejor ahora que hemos descubierto que esos cuerpos perfectos requieren un sacrificio enorme y que todas ellas son unas tristes que no comen nada rico ni grasiento?

miércoles, 19 de mayo de 2010

El cheque NO bebé

Como ya sabéis, el Gobierno (me da rabia usar mayúsculas para definir a este gobiernucho, pero bueno) ha decidido como medida de recorte presupuestario, cancelar el cheque bebé de los 2.500 eur.
A priori, y como profesional que se dedica a los números, entiendo las medidas de recorte.
Pero, el otro día, en casa, surgió una conversación con Padre, que me hizo reflexionar sobre el asunto.

Alguna vez he manifestado en voz alta las dudas que me surgen con respecto al aborto. Si quieres ver mi reflexión sobre este tema, pincha aquí. Entiendo que, en determinadas circunstancias, una mujer decida pasar por eso. Lo respeto y lo entiendo.
Lo que me dio que pensar fue el hecho de que, mientras la reforma sobre el aborto "facilita" que la Seguridad Social pague los abortos de muchas mujeres en nuestro país, el recorte presupuestario de ZP acabe con el cheque bebé.

¿No es curioso?
¿No es quizás hasta incoherente que nos empeñemos en ayudar económicamente a aquellas mujeres que deciden acabar con la vida de un ser humano, mientras que no apoyamos a aquellas otras familias que quieren dar VIDA?
¿En qué momento nos convertimos en seres tan abominables?
Cuando una mujer con escasos recursos económicos y una vida tal vez inestable socialmente hablando se queda embarazada... ¿no sería más "razonable" que la ayudásemos económicamente a que tenga ese hijo, en lugar de que la "empujemos" a que se deshaga de él?

Os dejo la reflexión. A mí me ayudó un poco a posicionarme del lado de las valientes que, a pesar de la que está cayendo, optan por seguir adelante con esos embarazos (sin juzgar a las que deciden no pasar por eso, que quede claro).
Ánimo, sois unas campeonas.

Padre, gracias por tu peculiar visión del "otro lado". Me ayudas a crecer.

martes, 18 de mayo de 2010

Solidaridad en estado puro

Se bajan del coche y con cuidado le meten en su nueva casa. Él aún no conoce la que será su habitación.
Tiene solamente 8 días de vida, y es, probablemente, el bebé más bonito que nadie vio jamás.
Ella le lleva en su regazo y se sienta en el sofá con él en brazos.
Él les mira con ternura. Su chica y su bebé.

A los pocos minutos empieza el caos. Biberones, lavadoras, llantos, gases... Primeras dudas, llamadas a amigos y familiares...
¿Qué leche le damos, la misma que en el hospital?
¿Qué remedio homeopático me dijiste para los gases?
¿Cómo se plega el carrito para meterlo en el coche?

Al día siguiente van al pediatra. La enfermera comenta lo guapo que es el niño. Ellos sonríen encantados.
La enfermera ve el papel que ellos le tienden. Sonríe aún más y se pregunta cómo es posible que exista gente así en este mundo.

A los pocos días, está todo controlado. El bebé duerme genial y se acomoda hecho un ovillo sobre el pecho de ella.
Es un cielo.


Esta es la historia de miles de padres que llegan a su casa con un bebé recién nacido. Solo que este bebé no es hijo de estos padres, sino un bebé en régimen de acogimiento urgente. Una modalidad, que, por su crudeza, casi nadie quiere.
Esta es la historia de A y J, miembros de mi familia (qué pedazo de familia tengo!), que se han decidido a hacer una obra solidaria como pocas, que consiste en acoger a menores durante temporadas muy breves de tiempo, y, de esta forma, evitar que estos niños estén en centros de menores mientras les encuentran una familia definitiva.
Saben que este niño no es para ellos.
Saben que la experiencia durará como mucho 3 ó 4 meses.
Pero, aún así, han decidido que lo harán, porque para ese bebé de 8 días no es lo mismo pasar los primeros días de su vida con una familia que le quiere que en un centro.
Yo no podría. Y seguramente tú, que me lees, tampoco.
Pero... no todos somos iguales. Menos mal.

sábado, 15 de mayo de 2010

Los lunes a la lluvia

Ya se ha despertado. Son tantos años levantándose a la misma hora, que no necesita poner ninguna alarma. Es lunes, pero incluso los domingos se despierta temprano. Gira la muñeca buscando el reloj. Confirma, satisfecho, que efectivamente es la hora correcta. Las 6 y media.
Extiende la mano hacia el lado derecho de la cama. María no está. Debe estar desvelada otra vez. O quizás este preparando el desayuno a los chicos. El caso es que no la ha oído levantarse.

Se pone de pie con esfuerzo. Ya son 48 años y lo nota. Mientras se dirige al baño piensa en qué va a emplear su tiempo hoy.
Tal vez se pueda acercar a ver a su amigo Luis. Le prometió que le ayudaría. Pero ya ha ido en tres ocasiones y siempre ha recibido la misma respuesta.
Ha llamado a todas las puertas y ya no sabe a quién más acudir.

Los chicos aún están durmiendo.
Pablo estuvo estudiando hasta tarde. Quiere ser ingeniero.
Ana termina el instituto este año. Dice que no quiere ir a la Universidad. Que para qué. Dice que quiere ponerse a trabajar cuanto antes.

Mañana vienen los del banco. No hay nada que hacer. Quizás si les suplica… la última vez le dijeron que no habría mas oportunidades. Sabe que el empleado no tiene la culpa. Puede leer la compasión en sus ojos.

Es lunes. Llueve.

Ha probado todo. Es demasiado mayor para encontrar nada. Nadie le quiere. Nadie valora su experiencia.

Cuando cierra la puerta del baño, llora. Es su lluvia particular.



Dedicado a los 4,6 millones de personas que el lunes no irán a trabajar y que llevan meses escuchando que la situación está empezando a repuntar.

jueves, 6 de mayo de 2010

Mis imprescindibles: Belleza

Bueno, como llevo unos cuantos días de posts memos, tiernos y empalagosos y yo siempre dije que no sería UnaDeEsasMadres... hoy cambiamos totalmente de tercio.

Toca belleza y cuidado personal de las madres, no madres, casadas, solteras, petardas, guapas, feas, simpáticas, bordes, divertidas, setas y TodoTipoDeMujeresEa!
Ayer me dio la idea una amiga del trabajo, que había pensado en hacer una lista con los productos que más nos gustan a cada una y que están eficazmente probados en nuestros cuerpos serranos y caras morenas.

Así que, para que quede por escrito y todo bien documentado, ahí va mi lista (que ampliaré con vuestras contribuciones) de imprescindibles. No es muy extensa, porque, todo sea dicho, soy bastante desastre con estas cosas:

1. Crema hidratante para la cara: Vitamin D de Superdrug (marca blanca de droguerías british).
Precio: 1,99 libras.
Ventajas: Cunde mucho, es baratísima y ahora huele a coco.
Pega: que sólo se puede comprar en UK.
Pero, si conocéis a alguien que vaya, le podéis encargar 3 ó 4 botes. Se conservan perfectamente en la nevera, cunden un montón y te dejan la piel PERFECTA!
La he regalado a mi madre, suegra, primas, cuñada, tías, amigas... y a todo el mundo le ha gustado un montón, incluso si tienes la piel sensible.
A mí me las trae mi amiga N, que vive en Londres, o Isabelita la Griega cuando se va de turismo.

2. Crema anticelulítica: Thiomucase.
Precio: en torno a 30 eur. Depende de la farmacia.
Ventajas: después de probar DecenasQuéDigoDecenasMilesQuéDigoMilesMillones de cremas anticelulíticas es la única que a mí me ha funcionado (con sus limitaciones, milagritos a Lourdes). Además huele bien e hidrata bastante la piel.
Pega: no la puedes comprar en el súper ni en la droguería.

3. Antiojeras: Le touche Eclat de YSL.
Precio: 25 eur. Si no te maquillas mucho, dura bastante.
Ventajas: en realidad es un iluminador, pero te mejora el aspecto de la cara al instante. Es importante aplicarlo con pequeños toquecitos de los dedos.
Pega: es más caro que los más comerciales.

4. Crema hidratante con color: Sephora (no sé el nombre, pero sólo tienen ésta).
Precio: No lo recuerdo, pero en torno a 15 eur...creo! La compré estando embarazada y mi SCC ya hacía estragos.
Ventajas: es perfecta para esos días en los que no tienes tiempo de aplicarte maquillaje. No necesitas hidratante más maquillaje. Es un TodoIncluido.
Pega: más que una hidratante con color, parece un maquillaje en sí mismo. Pretendía encontrar una crema con un toque de color, no un maquillaje con un toque de hidratante.

5. Ampollas para darte buena cara al instante: Germinal Acción inmediata.
Precio: 10-15 eur la caja de 10.
Ventajas: Pues que, por una vez, el título de Acción Inmediata es cierto.
Pega: Quizás la textura... pero al cabo de un minuto, tu cara parece otra!

6. Sombras de ojos: Estee Lauder.
Precio: ni idea, fue un regalito de Padre, pero supongo que caras.
Ventajas: permanecen durante horas.
Pega: para mí es un rollo maquillarme, así que me aburre aplicarlas!

7. Reparador de puntas abiertas: Repair Rescue, de Bonacure.
Precio: 12 eur.
Ventajas: lo llevo usando poco tiempo, pero ha sido todo un descubrimiento. Te deja el pelo perfecto y evita tener que cortar tan a menudo para sanear. Mi pelo crece demasiado poco como para cortar cada 2 meses!
Pega: sólo se vende en tiendas especializadas en artículos de peluquería. Nada de droguerías al uso.

8. Planchas para el pelo: Gamma
Precio: en torno a los 100 eur.
Ventajas: no machacan el pelo tanto como las baratas.
Pega: el precio, pero a la larga es una buena inversión.

La verdad es que no se me ocurren más cosas... Sigo a la búsqueda de un rimmel estupendo que no me deje los 4 pelos que tengo pegados y desperdigados, pero no lo he encontrado.
Tampoco doy con un champú que me conveza (me muevo entre el Pantene transparente y el Dove anticaída, básciamente el que esté de oferta en el Súper) ni con una espuma potenciadora de rizos (para las pocas ocasiones en las que me apetece llevar el pelo rizado).

Y vosotras, ¿cuáles son vuestros imprescindibles para estar estupendas?

miércoles, 5 de mayo de 2010

Las cosas que Padre hace mejor que yo

Desde que somos padres, he visto una evolución en Padre que sigo sin creerme.
Siempre pensé que sería un padre buenísimo, pero día a día consigue sorprenderme.
Como en ocasiones me acusa de contar una versión demasiado "femenina" de la paternidad, he decidido que voy a contaros las cosas que él es capaz de hacer mejor que yo con Criatura.
Ahí va mi lista:

1. Cambiar las sábanas de la cuna.
Seamos sinceros... a quién se le ocurre el diseño de una cuna? Odio el momento de tener que cambiar las sábanas de Criatura, algo que desgraciadamente ocurre muy a menudo, ya que desde que acude a la GuarderíaUpsQueríaDecirEscuelaInfantil está mala cada dos días. Eso implica que su pequeño cuerpecillo expulsa líquidos y fluidos más frecuentemente de lo que me gustaría y pone las sábanas perdidas.
Total, que a mí me supone un suplicio tener que cambiarlas y él, sin embargo, plis, plas... ya está.

2. Administrar todo tipo de medicinas, gotas y jarabes a Criatura.
Otro invento infernal. Qué clase de farmacéutico inventa los métodos para darle las medicinas a los bebés?
Criatura come mal, ya lo he comentado alguna vez. Pues deberíais verla cuando se trata de hacerle tragar Apiretal, Dalsy, jarabes expectorantes... Uf, le dan unas arcadas que nos tiembla todo el cuerpo.
Además, hemos ampliado el repertorio con gotas de ojos, oídos... En fin, un poema. La niña del exorcista se queda corta. Emite unos gritos parecidos a los que emitiría un cochino jabalí a punto de ser sacrificado.
Pues no sé muy bien cómo, pero Padre consigue siempre introducir el medicamento en el orificio adecuado... Impresionante.

3. Jugar con Criatura a todo tipo de juegos.
Me falla la paciencia, lo reconozco. Y me agota la vitalidad de Criatura. Yo que siempre he sido un ser físicamente vago, no puedo seguir su ritmo. Las tardes se me hacen eternas, no consigo mantener su atención en algo más de 2 minutos... Ni siquiera puedo recurrir a la estrategia que siempre critiqué (antes de ser madre) de ponerla delante de la tele a ver los dibujos. Nada, no hay forma. Ella quiere actividad física. Correr, explorar, jugar a que la persigo... en fin, que acaba conmigo.
Así que los fines de semana, que Padre tiene más tiempo para estar con ella, la entretiene, la divierte, la enseña...

4. Enseñarle cosas nuevas.
Hay veces que la gente que me conoce ve a Criatura y las cosas que hace, y me dice "esta niña es muy lista" Y yo siempre respondo lo mismo "no, es que su padre le dedica mucho tiempo para enseñarle miles de cosas".
Tiene una paciencia extraordinaria, y una psicología infantil que no sé de dónde se ha sacado. Para ser una persona a la que no le gustan los niños... Creo que habría sido un pediatra, profesor o cuidador infantil de lujo. ¡Qué suerte que justamente sea el padre de mi hija!
No, no os voy a contar la vida y milagros de mi hija en plan MiNiñaEsLaMásListaDelMundoMiraTodoLoQuehace. Pero de verdad, hace muuuuuuuchas cosas.

5. Darle de comer.
Me rendí, lo reconozco. Me estresa tanto ese momento, ese miedo a que vomite, esa poca apetencia siempre, que cada vez que Padre está en casa, esa tarea es cosa suya.
No os voy a mentir. Criatura come con él mucho mejor que conmigo.

Y miles de cosas más que harían de esta entrada un post larguísimo. No me voy a extender más, pero repasando la lista... no me extraña que le quiera a él más que a mí.

Por supuesto, yo también hago muchísimas cosas con ella. Y creo que me defiendo, pero no me corresponde a mí contarlas.

Simplemente, esta entrada pretende ser una oda a los papás. Porque cuando oigo esa frase de "Madre no hay más que una", siempre me quedo con ganas de responder... "eso es porque no conocéis a Padre".

Y en cuanto a ti... ¿qué cosas relativas a tus Criaturitas hace tu pareja mejor que tú?

domingo, 2 de mayo de 2010

El día de las malas madres

¡Felicidades, malas madres!
El post de hoy es solamente para aquellas madres imperfectas, cansadas y agobiadas. Madres regulares, madres inseguras, madres débiles, madres que quieren ser algo más que madres…pero que no por ello son peores.

Madres, gritad conmigo… ¡¡¡¡QUE VIVAN LAS MADRES “REGULERAS”!!!!
Yo lo soy y no pienso renegar de ello.

Pero no somos malas, no. Somos imperfectas, mediocres, normalitas. Pero no malas, porque:

- Cuando llegamos de trabajar cansadas y sin comer y con ganas de desmayarnos en el sofá, sacamos fuerza de donde no sabemos para ponernos a preparar meriendas, tirarnos por el suelo, perseguiros por la casa y reírnos con vuestras ocurrencias.
- Cuando estáis en esa fase de desobediencia rebelde y terrorista, cuando lo más fácil y menos cansado sería dejaros hacer lo que a vuestra pequeña cabeza se le ocurre, nos ponemos firmes y sacamos el uniforme de MamáSargentoDeCaballería y nos pasamos todo el día diciendo NO (y eso cansa, eh?).
- Aunque todos los meses (o al menos una vez al año) nos ponemos como objetivo estar estupendas y dedicarnos un poco más de tiempo para nosotras, ponernos esa mascarilla, hacer esa dieta, maquillarnos el ojo… a la hora de la verdad, el tiempo es escaso y, aunque vosotros vayáis perfectos, nosotras terminamos recurriendo a las mallas y a la coleta.
- A pesar de que algunos lunes nos supongan una liberación y los veamos hasta como un descanso, estamos deseando repetir como madres. Una de dos, o estamos realmente locas y el SCC nos dejó una tara cerebral permanente, o realmente disfrutamos con la maternidad (prefiero pensar lo segundo).
- Aunque hay días que estáis realmente insoportables, al final de la jornada nos sigue gustando estrujaros, daros besos, tocaros la cabecita, dormiros en brazos…

Así que… querida Criatura mía…no, no te ha tocado la típica madre mema, dulce y perfecta. Te he tocado yo…y tampoco pareces demasiado infeliz… ¡al menos de momento!

Y tú… ¿eres una madre “reguleras”? En ese caso… ¡FELICIDADES!

sábado, 1 de mayo de 2010

De células madre, bloggeras y madres frikis

El miércoles pasado, la empresa Addor invitó a unas cuantas blogueras entre las que me encontraba, a una charla sobre la congelación de las células madre.

Ya me veía yo como una escritora rica y famosa, firmando ejemplares de mis novelas y comprándome vestidos del último diseñador neoyorkino de moda…así que allí me presenté.

El evento fue en la tienda Baby Deli, que es un sitio precioso, en pleno barrio de Salamanca, donde se puede encontrar casi todo lo que busques para tus terroristas.
La charla nos la dio un señor encantador, Santiago, de Secuvita.

La verdad es que nosotros ya congelamos las células madre cuando nació Criatura. Es algo que, aunque caro, creo que casi todo el mundo se puede permitir hoy en día. Ya se ha demostrado su utilidad en muchos casos y con lo rápido que avanza la ciencia, seguro que pueden sacar aún mas provecho en los próximos años. El precio medio ronda los 1.500-2.000 eur. El problema es que la mayoría de los hospitales públicos no permiten esto, a menos que estés en Andalucía o Castilla-León. Madrid será la siguiente Comunidad Autónoma. En los hospitales privados no suele haber problemas.

Eso sí, todas las bloggeras a las que conocí eran redactoras de blogs. Se dedicaban a esto profesionalmente y eran sus empresas las que les habían enviado a cubrir el evento. Vamos, que una vez más, me faltó ponerme de pie y decir: “Hola, me llamo MadreYMás y soy una Friki”. Este es el tipo de cosas que nunca le contaré a Criatura. Sé que se moriría de vergüenza.