Este genial dibujo, con el que me siento muy identificada, es obra del genial ilustrador y artista Jordi Labanda.

domingo, 28 de febrero de 2010

Más polémicas: Cosas con las que no estoy de acuerdo: la pena de muerte

Hace años, cuando era una adolescente visceral (de aquello sólo queda hoy lo de visceral), recuerdo que defendía la pena de muerte con absoluta pasión, para determinados casos, los de siempre. Violaciones, atentados terroristas, asesinos en serie...

Hoy, lo considero una tremenda aberración.

¿Te imaginas lo que debe sentir una persona metida en una celda fría, esperando que alguien le notifique que ya hay fecha para su MUERTE?

¿Te imaginas lo que debe sentir, mientras es conducida, con grilletes en las manos y en los pies, por ese largo pasillo sabiendo que está "disfrutando" de sus últimos minutos vivo?

¿Puedes imaginar por un sólo segundo, el miedo que debe notar? ¿Lo acelerado de su corazón? ¿Las cosas que pasarán por su cerebro?

Creo que no hay crueldad mayor que saber la fecha y hora de tu muerte.

Y eso está pasando en muchos países. A nadie sorprende que esto pase en lugares lejanos, donde la dictadura es la forma de gobierno...
Pero...¿qué me dices de democracias como EEUU, Japón o India?

¿Es esto tolerable? NO.

Es indigno que un país como EEUU siga permitiendo que esto ocurra. Sobre todo, cuando muchas veces, el hecho de que una persona sea condenada a la pena capital, depende exclusivamente de si tiene el dinero suficiente para pagarse un buen abogado o no.

¿Sabes que desde los años 70, 73 personas fueron liberadas en EEUU cuando ya estaban en el corredor de la muerte porque se demostró que eran inocentes?

Independientemente de esto, aunque se demuestre su culpabilidad...¿no convierte la pena de muerte a los ejecutores en el mismo tipo de mala persona que ya son los ejecutados? ¿Qué los hace diferentes? ¿Por qué se creen con superioridad moral para decidir sobre la vida de otras personas, sea cual sea el crimen cometido?

En Japón, el país de las buenas costumbres, de la armonía y del saber estar, 15 personas fueron asesinadas mediante este método en 2008. El método que se aplica es la horca y el goberno parece que mantiene estos crímenes en el más absoluto de los secretismos. Increíble, ¿no? Parece mentira que el país de los avances tecnológicos permita este tipo de cuestiones sin apenas despeinarse.

Hablo de EEUU y Japón porque ambos son países que he visitado y que me encantan. Y ambos son democracias establecidas como tales desde hace mucho tiempo.

No quiero ni pensar en países como China, Irán o Corea del Norte, donde te pueden aplicar la pena de muerte por usar el teléfono móvil (prohibido) o donde en 2007 se ahorcó a un directivo de una empresa en un estadio y delante de 150.000 personas por haber realizado llamadas al extranjero.

Yo digo sí a la cadena perpetua, o a largas estancias en la cárcel para determinados casos, pero digo un NO alto y claro a la pena de muerte.

Y tú...¿qué dices?

viernes, 26 de febrero de 2010

Personas a las que admirar: Orlando Zapata

Murió tras más de 85 días de ayuno.
En Cuba.
En el siglo XXI.
Por defender sus ideas.
Encarcelado por pensar distinto en un país que condena con pena de muerte a aquellos que intentan salir como sea del infierno.
Le negaron durante más de 18 días el agua, que era lo único que pedía.
Llevaba en la cárcel desde el año 2003.
Estaba condenado a más de 25 años.
Había sido ingresado más de una vez por torturas, golpes y palizas.
Y murió por intentar que a la gente de su país NO les pase algo así. NUNCA MÁS.
Detuvieron a más de 50 personas (incluidos niños) para que no asistiesen a su funeral.
Le enterarron el jueves. De madrugada.
La voz de su madre gritando "moriste de frente, mijo" pone los pelos de punta.

Y ahora, que me digan los progres de la cejita que esto es culpa de los EEUU.
No veo grandes manifestaciones (ni pequeñas) encabezadas por los actores de turno, ni pegatinas en las solapas.
Ésos sí que apoyaron la causa de Aminatu (tan válida como esta otra, por cierto).

Contra la hipocresía, contra las dictaduras, contra la falta de derechos humanos, contra la cobardía...y a favor de la libertad de cualquier nación.
Orlando Zapata vivió como pudo o como le dejaron y murió, para desgracia de unos cuantos fascistas (estos sí que se merecen el adjetivo) como un héroe.

Por tu memoria, desde un pequeño lugar del mundo, una persona que siente admiración por ti y por tu causa.

miércoles, 24 de febrero de 2010

De qué me gusta hablar

Cuando me reúno con mis amigas (las pocas veces que lo puedo hacer desde el nacimiento de Criatura), me gusta hablar de muchos temas. Algunos muy recurrentes.

Los temas estrella de nuestras conversaciones son, aparte de la crianza y el aguante de las Criaturas varias, los siguientes:

TEMA 1: Padre: ese ser que participó en la concepción de Criatura y al que veo poco porque trabaja mucho.
TEMA 2: Padre: ese ser al que veo poco y al que a veces (muchas) mataría.
TEMA 3: Padre: ese ser al que veo poco, al que muchas veces mataría y que no termina de entender del todo por qué los días que tengo la regla no me aguanto ni yo.
TEMA 4: La familia política: tiras y aflojas varios.
TEMA 5: La familia propia: tiras y aflojas varios, elevados a la enésima potencia.
TEMA 6: Sala de cine: ese misterioso lugar que no visito desde hace más de un año.
TEMA 7: Deporte: por qué no me gusta practicarlo. Excusas propias para evitar hacerlo más de una vez al mes.
TEMA 8: La dieta: proceso, resultado y vaivenes emocionales derivados de esta práctica.
TEMA 9: Ventajas de ser una súper modelo. Por qué mi madre no me dio más leche y menos bocatas de chorizo que habrían podido conseguir que me dedicase a viajar por el mundo, vivir en NY y estar más buena que los bocatas de chorizo que comía en mi niñez.
TEMA 10: Libros: esos objetos olvidados que pueblan las estanterías ikenianas de mi casa y que se limitan a coger polvo.
TEMA 11: Mala suerte: concurso variado sobre cuál de las asistentes a la conversación tiene una vida más miserable (véase la escena de Julia Roberts cenando con los amigos de Hugh en Noting Hill, clavaíto).
TEMA 12: Tareas del hogar: por qué es tan complicado encontrar una asistenta que sepa limpiar a la misma velocidad a la que yo lo hago.
TEMA 13: Moda: inconvenientes de no ser una súper modelo a la hora de intentar entrar en una talla 38.
TEMA 14: Moda: Críticas al joputa que decidió que la tendencia de los últimos años era llevar vaqueros tan bajos que en cuanto te sientas se te ve medio culo.
TEMA 15: Moda: por qué por mucho que a Padre le gusten soy incapaz de caminar más de 2 metros con unos tacones de 10 cm.

A menudo, las charlas son tan cortas que se limitan a tratar los Temas 3, 8, 9 y 11.
Gracias a Dios, entre mis amigas no es común charlar sobre GH, famosetes varios o concursos de Eurovisión, aunque reconozco que intento estar al día en estos temas...menos en GH y demás realities, que me aburren soberanamente.
Una, que es una friki que prefiere ver tertulias políticas...

Y tú, ?de qué hablas con tus amigas?

martes, 23 de febrero de 2010

Preguntas sin respuesta 2: ¿Por qué me gusta la política si soy políticamente incorrecta?

Pues eso mismo. No lo sé.
Igual no me gusta la política, sino hablar y escuchar hablar de política. Me encantan las tertulias en TV y radio de expertos que saben muuuuucho sobre miles de temas. Aprendo. Me gusta oírles hablar y quedarme con opiniones diferentes de gente de tendencias opuestas.

Y me gusta charlar sobre el tema. Sé que no es políticamente correcto hablar de política. Y yo no lo soy. Así que practico.
Aviso que el blog de hoy es polémico. Aviso.

En este país la gente se avergüenza de ciertas cosas. De votar a ciertos partidos. De defender ciertas ideas.

Recuerdo haber viajado a Argentina durante un período electoral y haber visto casas decoradas con banderines apoyando a éste o aquella. Y no pasa nada.
En EEUU el rollo es el mismo. Este invierno aún se veían carteles en muchas casas y coches apoyando a Obama o a McCain, dependiendo del giro al que apuntase el dueño.
Me pareció un signo más de evolución.

En España, la gente no quiere hablar de política. Y creo que, en esencia se debe a rencillas aún no superadas de la Guerra Civil. Y a conceptos que se siguen asociando (para intereses de algunos) con el bando X ó Y.

En este país, aún no se ha entendido que en una Guerra Civil no hay bandos. Que la mayoría de la gente luchaba en uno u otro dependiendo de quien le secuestrase para echar una mano. Tal cual. ¿Que te pillaba la Guerra en un pueblo "rojo"? Pues allá que llegaba el ejército republicano y te reclutaba en sus filas. ¿Que eran los "nacionales"? Pues lo mismo. En las zonas rurales (de las que provengo) los pobres "soldados" eran personas medio analfabetas que lo único que querían era seguir cultivando sus huertas o cuidando sus cabritas. La mayoría no tenía ni ideales políticos ni sabía qué coño defendía cada cual.

En una Guerra Civil TODO el mundo pierde. Los vecinos se delatan unos a otros muchas veces por cuestiones de envidias, lindes de tierras o cosas aún más peregrinas. Y eso es cierto.
En una Guerra Civil la gente muere a manos de sus vecinos. Y muchas veces no saben ni lo que defienden.

En mi familia materna hubo muchos efectos directos de la Guerra. Muchos. Y también "colaterales". La historia de mi pobre abuela no tiene nada que envidiar a ningún guión de película española de Serie B sobre la GuerraCivilQuéMalosEranLosDeFranco. Sólo que en su caso, los que mataron a dos de sus hermanos, bombardearon la casa de su hermana donde guardaba su ajuar de boda y la obligaron a exiliarse al pueblo de al lado durante 1 año no fueron "los de Franco", sino los otros. ¡Anda! ¿Y eso? Pero si eso no pasó en la guerra, ¿no? Pues sí.
Todos cometieron errores fatales. Todos fueron auténticos hijos de puta. TODOS.

Ella nunca jamás habló de ello conmigo. Eso la honra. Algunas de mis amigas de la infancia eran nietas de gente del otro bando que habían delatado a sus hermanos. ¿Y qué? ¿Alguien tiene la culpa de eso? NO. Mis amigas entraban en casa de mi abuela sin problemas. Nunca me habló mal de ellas y de hecho, me enteré de ciertas cosas mucho después de que mi abuela muriese.
En cualquier país civilizado algo tan simple como eso se sabe. Aquí no.

Muchas veces me pregunto a quién le interesa seguir con este rollo.

PP=Franco=Fascista
PSOE=Partido Comunista=Carrillo

¿A ambos partidos mayoritarios? ¿A los guionistas/directores de cine que consiguen subvenciones una y otra vez hablando sobre el mismo tema cansino y pesado y SIEMPRE desde el mismo punto de vista? Uf, qué pereza, ¿no?

Por favor, despertemos. Asumamos que las cosas que pasaron hace ya 75 años no fueron agradables para nadie. Seguir con rollos "rojos", "fascistas" hace que no se pueda hablar tranquilamente sin sentirse juzgado.

Espero no haber ofendido a nadie con mis palabras. Mi intención es comentar un tema de este tipo con la mayor objetividad posible. Si es que eso es...posible!

lunes, 22 de febrero de 2010

Preguntas sin respuesta: ¿por qué no soy empática?

Dice la RAE:

Empatía: Identificación mental y afectiva de un sujeto con el estado de ánimo de otro.

Parece fácil, no? Pues no lo es. A mí, al menos, me cuesta horrores ponerme en el lugar de otro para entender por qué, cómo y cuándo hace las cosas que hace.

Por ejemplo...

1. ¿Por qué mis jefes que exigen rapidez, eficiencia y agilidad cuando me piden algo no hacen lo mismo cuando soy yo la que pide?
2. ¿ Por qué B.A (Bendita Abuela) no entiende que las cosas que para ella son importantes, para mí suponen un tremendo aburrimiento?
3. ¿Por qué los médicos que me tratan me ven como a un simple número mientras lo que a mí me pasa es lo más tremendo del planeta?

Pero mi idea de hoy no era una crítica a los demás, sino a mí misma.

Me cuesta horrores ponerme en el lugar del otro y entender que la gente es como es por un cúmulo de circunstancias personales, familiares, temporales y del entorno que les ha rodeado durante toda su vida.
La empatía es la típica palabra que no paran de repetirme en cualquier curso de liderazgo, de motivación o de inteligencia emocional que se precie.
Sin embargo, a lo que tiendo constantemente es justo lo contrario. Siempre termino preguntándome por qué tal o cuál persona no hace lo que YO espero que haga en un momento determinado.
Y no me doy cuenta de que la gente no va a actuar nunca como yo pretendo o como yo lo haría en una circunstancia equis.

Y parece mentira porque con la cantidad de experiencias vitales que ya llevo acumuladas debería haber aprendido que ellos NO van a cambiar. Lo único que puede cambiar es la actitud que yo tenga ante esas circunstancias. Total, que no aprendo ni a tiros.

Creo que la clave es la falta de tiempo. Tiempo para pensar, para analizar las cosas con claridad, para pararme a darle un par de vueltas al coco pensando en las cosas que hacen que esa persona actúe como está actuando...pero sin juzgar. Sin pensar en si eso es o no es justo, o meritorio, o bueno, o malo. ES. Simplemente ES.

Creo que en el momento en que me paro a razonar y veo las cosas con distancia, mi visión de los demás mejora mucho...Pero claro, entre medias, me entra lo que yo llamo el calentón. Mis calentones son de órdago. Me caliento, me caliento...y ya no hay quien me enfríe hasta que pasen unas horitas...

Por eso, hay que pensar cada día en la individualidad de las personas, en cómo somos, cómo nos hemos convertido en lo que somos y qué podemos hacer para afrontar individualmente las actitudes de los demás, sin entrar a juzgar, sin tener expectativas previas que salen DeNoSéDónde, sin valorar nada...simplemente dando. Dando espacio, libertad, tiempo y manga ancha a aquellos que tenemos alrededor.

Me cuesta.

Juzgo, prejuzgo, saco conclusiones y me caliento...Y pienso en todo lo que me queda con Criatura, por ejemplo...

Así que para el próximo cumple, espero haberme convertido en la MadreYMás más empática del panorama mundial. Ale!

Y tú...¿cómo eres? ¿Practicas la empatía?

jueves, 18 de febrero de 2010

El extraño caso de la mujer sin parto traumático

Mi parto fue en un día como hoy. Hace un año.
Llegué sin contracciones, pero con la bolsa rota.
Me ingresaron y, como hago siempre que tengo un problema, lloré. Es algo muy útil para resolver el entuerto (léase con tono irónico, por favor).
Como no tenía contracciones, me chutaron oxitocina. Tras un par de horas de contracciones dolorosas pero soportables, la ginecóloga me dijo que me pondrían la epidural.

Mi parto fue rápido, indoloro, aburrido incluso. En un momento dado me hablaron de tumor de parto (aún no sé si porque Criatura tenía un cordón corto o porque tenía el cordón enrollado) y ahí lloré un poco más. Fue el único momento de miedo. Pero pasó pronto y como todo estaba controlado, yo seguía manteniendo la calma.

Ingresé a las 11 de la mañana y a las 16:30 ya tenía a Criatura conmigo. Me hicieron episiotomía. Es decir, tuve de todo. El lote completo. Todo lo prohibido en la filosofía de VivaElPartoNaturalSinSustanciasYSiPuedeSerEnTuCasaMejor:

- oxitocina
- epidural
- episiotomía

Y fue estupendo. Reivindico mi derecho, como madre y mujer de tener a mi Criatura como me dé la gana.

Esto, por supuesto, no está nada bien visto en esta época. De hecho, delante de algunas talibanas (y digo talibanAs, porque normalmente, las peores son mujeres) intento ni mencionar el tema, ante el temor de ser agredida verbalmente o con miradas de MalaMadreMiraQueDejartePincharEpiduralEnLugarDeParirConDolor...

Pues me alegré de parir en un hospital. Controlada. Me alegré de que alguien me pinchase esa maravilla llamada epidural, que aunque tiene riesgos mejora mucho el momento del parto para la madre. Me alegré de que ante el temor de que Criatura no saliese en 4 empujones (como finalmente pasó), la ginecóloga hablase claramente de cesárea.

Seamos serios. Siempre que no juguemos con la salud de nuestros hijos, la decisión de pasar o no dolor, o de parir de una u otra manera nos corresponde a nosotras. Yo respeto a aquellas madres que deciden hacerlo de forma natural y de hecho, hasta las admiro. Incluso aunque a veces pongan en riesgo la salud de sus bebés nacidos en casa. ¿Por qué no siento entonces el mismo respeto hacia la decisión que tomé yo?

Estoy un poco harta de hipocresías, de progresismos, de libertades que no son tales porque te obligan a pasar por el aro de ciertas prácticas si quieres ser considerada una buena madre.

¿O es que acaso soy peor madre por no haber parido con dolor? AmosNoMeJodas.

miércoles, 17 de febrero de 2010

Parón vacacional

Ay, qué cansada estaba y qué falta de inspiración tenía...

Entre estrés maternal, estrés deportivo, estrés laboral, estrés amiguil y demás estreses varios, no me viene el duende...

En fin, que dándole vueltas a la cabeza he pensado en esa manida frase que nos repetimos una y otra vez de NO ES JUSTOOOOOOOOOOOOOOOOO.

¿Qué no es justo?

Pues en esto momentos pienso que no son justas un montón de cosas. A destacar últimamente:

1. No es justo que Padre coma lo que le salga del pimiento y que no engorde ni un gramo, mientras Madre se cuida mogollón y la báscula no baja ni a la de 3.

2. No es justo que por llevar a Criatura a la guardería me cobren la módica cantidad de 400 eur. Sí, sí, 400. Y eso que la llevaremos solamente de 9 a 13...Con comida, eso sí, que ya se sabe que una Criatura de año y medio (que tendrá ya cuando empiece) consume cantidades indrustriales de alimentos que suponen al menos la mitad de la cuota. Ja!

3. No es justo que haya más de 4 millones de parados y que entre unos y otros la casa siga sin barrerse...

4. No es justo que mientras millones de familias no llegan a fin de mes, la Ministra de Igualdad (de Igualdad de qué?) se dedique a tener en su presupuesto una cantidad indecente de dinero para fabricar un mapa de la vulva y los labios internos de la mujer.

5. No es justo que las personas menos preparadas del mundo sean capaces de concebir hijos sin ningún pudor y que aquellos que llevan meses intentándolo se encuentren con un problema que sólo se puede solucionar con miles de euros que probablemente no tienen.

6. No es justo que en este país NUNCA PASE NADA.

7. No es justo que Criatura cumpla un año mañana...y yo sin enterarme de dónde están esos 365 días de los que no tengo constancia más que gráfica, que para eso es la primera Criatura matrimonial y la hacemos miles de fotos!

Uf, como reentré no me ha quedado nada romántico, ¿eh? ¿Se me nota mucho que estoy a dieta?

¡La buena noticia es que ya he perdido un kilo y medio!
¡Que Criatura está sana como una manzana!
¡Que la tarta de cumple que hicimos de prueba quedó genial!


¡Que somos de esos afortunados que siguen currando y pueden permitirse el pagar los 400 eur e incluso apuntar a Criatura a actividades extraescolares que suman 100 eur adicionales!

En fin, que aunque muchas cosas no sean justas...de momento mantenemos la calma...y la salud.

NOTA: Por cierto, el punto 4, para quien lo dude...es cierto.