Este genial dibujo, con el que me siento muy identificada, es obra del genial ilustrador y artista Jordi Labanda.

jueves, 20 de marzo de 2014

Adiós

Este post no va a ser lacrimógeno. Que ya bastantes problemas serios tiene la vida...

Simplemente me despido dándoos las gracias por todos vuestros comentarios y por todos estos años de lectura y diversión juntos.

Ahora mismo no dispongo de tiempo, ganas ni ideas para seguir alimentando esta maravillosa historia que ha sido el blog durante tantos años.

Mis niños están muy bien, el lechón ha salido justo como yo quería... Niño, mimoso y enamorado de los brazos de su madre. Je! Ahí es nada!

Pero eso no me deja tiempo para nada que no sea ocuparme de ellos. Y cuando me incorpore al trabajo, será aún peor.

Así que, para hacer las cosas a medias o tirarme meses sin publicar... Lo dejamos aquí.

Esto no es un hasta luego, es un adiós.

Gracias. Ha sido una bonita historia de amor.

jueves, 13 de febrero de 2014

RESULTADOS ENTRADAS MUSICAL ALADÍN

Los ganadores de las entradas son:



Poneos en contacto conmigo para poder daros las instrucciones a seguir.


¡A disfrutar en familia!

martes, 11 de febrero de 2014

Planes (¡GRATIS!) con niños

Con el tiempazo que está haciendo este invierno en Madrid, hay pocas opciones para disfrutar al aire libre...

Por eso, ¿qué mejor plan que llevar a los niños al teatro?

La opción que os propongo hoy es para el domingo 16 de febrero, a las 12 de la mañana, y se trata del musical Aladín.
Este espectáculo está actualmente en el Teatro Nuevo Apolo, los sábados a las 16:00 y los Domingos a las 12:00 y a las 16:00.

Os informo que además, este musical cuenta con una oferta para este fin de semana : todas las entradas compradas a través de entradas.com están al 40% de descuento.


Aprovechad la oferta, porque me han contado que está genial. Nosotros también aprovecharemos para acercarnos este fin de semana con la rubia.






Más detalles sobre el musical en:

http://comolaseda.com/familiar_aladin.html

¡Y ahora el plan gratis/bytheface!




Tengo 5 entradas para regalar entre mis lectores. Haré dos packs de 2 y 3 entradas respectivamente. Publicaré los ganadores el jueves por la noche.

Para participar, sólo necesitáis dejarme un comentario en esta entrada con vuestro nombre y vuestro correo electrónico de contacto.

Una vez elegidos los dos ganadores, tendréis que poneros en contacto conmigo para darme vuestros datos y poder recoger las entradas en la taquilla.

¡Espero que lo disfrutéis!





viernes, 31 de enero de 2014

Políticamente incorrecta: ¿qué les pasa a los tíos?

En los últimos años, he asistido atónita a un largo desfile de maridos y novios, de larga duración, y normalmente, en torno a los 30-35 años, que de la noche a la mañana se desenamoran.

El proceso es como detallo a continuación. Y puedo hacerlo porque no es un caso ni dos los que conozco de primera mano.

- Pareja de más de 10 años.
- Mujer con más carácter (a simple vista, ríete tú de las mosquitas muertas) y hombre más pusilánime.
- Mujer independiente y hombre que siempre ha vivido bajo la sombra de ella (vamos, que no daba un paso sin consultarle a su santa).
- Mujer que renuncia a casi todo para que él cumpla sus sueños o sus metas profesionales.
- Hombre que atraviesa un momento de cambio PERSONAL, coincidente casi siempre con un nuevo puesto de trabajo, un ascenso, un master, una nueva trayectoria laboral...
- Pareja con uno o varios hijos, de edades muy bajas.

Y así, con todos estos ingredientes, el tío de repente empieza a hacer cosas raras.
Si nunca salía sin ella (recordemos que el 100% de los casos que yo conozco son tíos muy DEPENDIENTES), comienza a reclamar su espacio y a querer darlo todo los fines de semana. Además, no le vale con sus amigos de toda la vida, empieza a relacionarse con gente nueva.
Estas salidas son un poco/bastante incompatibles con la vida familiar que ahora tienen montada.
Esta fase suele alargarse en función de la paciencia de la santa, hasta que un día todo explota, coronado por la frase...

YA NO SOY FELIZ, ESTA NO ES LA VIDA QUE YO QUERÍA LLEVAR.

Y os aseguro que esto ha pasado en el 100% de los casos que conozco. La misma frase, pero calcada, ¿eh?

Y en el 100% también se olvidan siempre (qué casualidad) de mencionar la existencia de otra persona. Porque siempre, siempre, hay otra tía.
Los más "afortunados" se la están tirando mientras les dicen a sus mujeres lo infelices que son, y los menos se han dedicado "sólo" a tontear con la amiguita de turno.

Y luego, cuando ellas consiguen sonsacarles información (porque cuesta un huevo que den explicaciones), siempre es lo mismo:
- Es que yo no quería casarme, ni tener hijos... pero me vi arrastrado por ti. Recordemos que normalmente estos hombres han sido amenazados con un puñal en el pecho para tomar decisiones tales como la compra de un piso, el matrimonio, o tener uno o varios hijos.
- Con ella puedo ser yo mismo (esta es de mis favoritas)
- Como contigo no se puede hablar, porque siempre me atacas...
- Es que tú me das miedo (esta también me encanta, por lo pueril del asunto)

El desenlace, sin embargo, no es igual en todos los casos. Desde divorcios express hasta separaciones de varios meses que acaban en reconciliación, pasando por tíos arrepentidos que suplican perdón o algunos que no tienen reparo en abandonar a su familia para irse a vivir con la amiguita (que, recordemos, no les da miedo).

Como el chorreo de tíos de esta especie es constante en mi entorno, me pregunto cuál es el fallo. ¿Qué les pasa a los hombres de esa generación? ¿En qué coño están pensando? ¿Es un fallo de la educación que recibieron? ¿No están programados para ser capaces de afrontar responsabilidades?



Sacadme de dudas... ¿en vuestro entorno también hay especímenes de este género? ¿O soy sólo yo la gafe que los atrae?

¿Cuál creéis que es el fallo de base? ¿La educación que recibieron de sus padres? ¿Que son tíos muy influenciables e inmaduros y en cuanto cambian de aires quieren ser diferentes? ¿Que son simplemente tíos y por eso en cuanto se les cruza una tía medio mona tiran por la borda su estabilidad familiar?

¿Qué tenemos que hacer distinto los padres de ahora para que nuestros hijos no cometan los mismos errores en el futuro? Para empezar, si mi lechoncillo me viene con ese cuento dentro de 30 años, la colleja se la lleva. Y le mando de una patada en el culo a su casa, con su mujer y sus hijos. Y luego ya, que me cuente las milongas que quiera.


PD: Esta entrada no pretende ser anti-hombres. Estoy segura de que hay muchas mujeres que también abandonan a sus maridos (no tanto a sus familias), pero bajo otras premisas, no porque se hayan dado cuenta de que esa no es la vida que quieren llevar, y desde luego, no porque en el 100% de los casos haya otro tío.


domingo, 19 de enero de 2014

De cómo viniste al mundo

El día anterior nos dijeron que estaba todo bien, pero tu tripa estaba demasiado llena de meconio, y si te dejábamos más tiempo dentro podrías terminar con una obstrucción intestinal.
Qué razón tuvo el médico... te has tirado más de tres días eliminando esos restos...
Así que me inducían el parto el día siguiente, 11 de enero, sábado, porque yo seguía verde... como el trigo verde.

Eres tan bueno, tan bueno, que al día siguiente, cuando ingresé, ya estaba de parto, y no hizo falta el uso de oxitocina. Como dice la Jilton, eres un hombre, y hay que poneros ultimatums hasta para nacer.

Todo iba bien, yo estaba tranquila, dilaté al máximo, pero cuando empezó la hora de la verdad... no salías. Te habías girado y tu cabeza miraba hacia arriba (saliste con ganas de ver el cielo, no el suelo), y además la habías girado mal, por lo que estabas encajado sin poder hacer nada.
Lo intentamos los dos, pero después de hora y media... todo terminó en cesárea. Y tu madre, que ya sabes que es muy dada al drama, llorando como una posesa.

Afortunadamente, tu padre pudo asistir y después de que nacieras hiciste un ratito de piel con piel, hasta que te enfriaste demasiado y hubo que meterte un rato en la incubadora. Para mí esos fueron los peores momentos. Llegar a la habitación con ganas de achucharte para comprobar que no estabas allí, casi me mata del susto y de la pena, pero al ratito te trajeron y pudimos conocernos mejor.

Físicamente eres un clon de tu hermana cuando nació. Aunque me da que tendrás una nariz con más personalidad, eso sí. En lo demás, iguales.

Saliste con ojos abiertos de curiosidad infinita, muy espabilado, y con ganas de verlo todo.

Lloras poco, sólo cuando tienes gases o dolor de tripa, y no parece que vayas a ser muy tragón, aunque el primer día me engañaste, golfo, y me hiciste pensar que comerías mejor que la rubia.

Aunque tu pelo es negro, tus cejas son rubias, así que creo que en eso tampoco te vas a parecer a mí.

Pero eres tierno y mimoso. Te gusta que te achuche y te quedas dormido encima de mí hecho una bolita. Tu hermana a tu edad ya dejó claro que ella no era de brazos, que era independiente y que le gustaba estar a su aire. Y así sigue.

Sonríes a menudo, y la primera vez que lo hiciste fue al escuchar a tu hermana decirte cosas en el hospital.

La rubia está encantada con su papel de enfermera, asesora, hermana mayor, animadora, cantante de nanas, agitadora de sonajeros y asistenta en el baño. Te da miles de besos porque dice que a ti sólo te gustan sus besos y dice que eres el rey de la casa, y ella la reina.



También dice cosas menos agradables, como que eres un cagón. "Mamá, nos ha tocado el bebé más mono, y también el más cagón", aunque algo de razón no le falta.

Reclama sus ratos de exclusividad para ella, así que le hacemos caso y te dejamos un poco relegado en la cunita, ya lo entenderás cuando crezcas un poco más.

A mí me tienes conquistada. Eres un bebé guapo y perfecto. Y te quiero taaaaaaaaaaanto...

Aún estamos adaptándonos. La cesárea no me ha afectado mucho, pero la recuperación es más lenta que con tu hermana. Bendita Abuela nos salva la vida cada día organizando ropa, casa y comidas, ahora que no tenemos ninguna ayuda doméstica. Estos días casi vive aquí. Ya la irás conociendo. Es muy mandona y un poco pesada a veces, pero a la hora de la verdad, es la que siempre está ahí dando el callo. No sé cómo lo haría si no estuviera ella. No sé cómo lo hacen las mamis que no tienen ayuda y que en vez de dos, amplían la familia mucho más. Porque eso sí, cariño, contigo cierro el chiringuito. Se acabó. Fin.

Pienso mucho en Bendito Abuelo. Te habría querido tanto. Habría alucinado contigo, un niño por fin. Pero estoy segura de que esté donde esté ha estado cuidándote desde el principio, porque mi niño, eres un luchador y has debido tener a alguien ahí arriba cuidándote con mucho ahínco. Nos has costado un gran esfuerzo, desde el principio hasta el final, pero ha merecido la pena. Ya ni me acuerdo del proceso largo, costoso y doloroso por el que hemos pasado para tenerte con nosotros.

Bienvenido al mundo, pequeño.




martes, 14 de enero de 2014

Por fin somos cuatro

Una breve entrada solo para deciros que el día 11 nació mi pequeño lechoncillo.

Es precioso, esta sano y yo me siento feliz.

La rubia le ha recibido con alegría e histeria a partes iguales.

miércoles, 8 de enero de 2014

Elemento esperanzador de la semana: Gente positiva

No. Nada de nada aún. Y el lechón ya va por 4 kilos...

En Navidad, cada año, el día de año nuevo, coincido con una familiar lejana de Padre. Es una señora de unos 60 y tantos a la que sólo veo ese día del año.

Si no supiera la historia que hay detrás de su vida,  no tendría nada que opinar. No llama la atención por su físico, ni por su conversación, ni por su carrera profesional. Es una señora muy agradable, sonriente y cariñosa. Pero siempre, siempre, está contenta. Nunca la he visto seria o compungida. Nunca la he visto quejarse de nada.



Pero esa señora ha tenido una vida llena de desgracias. Y cuando uso la palabra "desgracia" lo hago  conscientemente. Problemas muy gordos, familiares, económicos, de salud. Un cúmulo de situaciones realmente espantosas ante las que pocas personas habrían logrado recomponerse. Lo que os imaginéis y más, vaya (si alguno ha leído "Más allá del jardín" de Gala, con esa Palmira Gadea a la que ya no le pueden ocurrir más desagracias, se puede hacer una idea, es un caso así).

Siempre que la veo pienso lo mismo, la maravillosa sensación que me deja es de una paz y una tranquilidad pasmosa. Y me pregunto cuál es el gen, qué es lo que determina que una persona, a pesar de vivir semejantes trances, siga manteniendo la positividad, la alegría de vivir, el optimismo, las ganas de seguir adelante y luchar cada día por lo que tenga en ese momento... Porque esta señora no va a ningún terapeuta, no cuenta con recursos de autoayuda y ni siquiera tiene una fe religiosa enorme que le sostenga en momentos de flaqueza.

Y sin embargo, hay personas que con la mitad de la mitad de la mitad de sus circunstancias, estaría hundida. Gente a mi alrededor que con un pequeño contratiempo en sus vidas ya se hunde, o que ante un problema más importante, estira el sufrimiento durante años y años. Gente que debe tener el gen contrario, el gen negativo. Y ojo, que tampoco les culpo, son así y a estas alturas no pueden cambiar (hablo de gente de cierta edad, de nuevo, que no cuentan con los recursos con los que contamos otras generaciones).

Entonces, siempre me pregunto lo mismo. ¿Qué es lo que determina que una persona sea positiva o negativa? ¿Es el entorno familiar? ¿La educación recibida? ¿Lo que mamamos de pequeños?
Porque lo que sí veo es que dentro de cada familia hay una tendencia. La tendencia a superar el bache o la tendencia al drama. Y ojo, que me refiero a ser positivo cuando la vida es jodida contigo, que sin problemas todos somos muy optimistas y hay gente a la que la vida siempre le ha tratado muy bien. Esos no cuentan.

¿Cuál es el truco, pues? ¿Qué determina el gen?

Yo reconozco que soy bastante dada al drama, no soy súper negativa, pero tampoco me caracterizo por mi inalterable positivismo... Intento luchar contra ello, pero no siempre me sale. Y el tema me preocupa porque quiero que la rubia siga siendo siempre tan alegre y positiva como lo es ahora.

Y vosotros, ¿cómo os definís ante una situación jodida? ¿Sois positivos o negativos? ¿Qué creéis que define el temperamento de una persona ante una desgracia?

martes, 31 de diciembre de 2013

Adiós 2013, ¡Hola 2014!

No. ElAnteriormenteConocidoComoAlfYAhoraLlamadoLechón no ha salido aún.
Olvidé que era un hombre, y que, como tal, no tienen prisa.
Castigado hasta los 25 va a estar, ya se lo voy advirtiendo.

Mi estado actual es... gorda como un obús, oronda de felicidad... como un tentetieso, vaya.
Mis pies y mis manos son de hobbit pero sin pelos (bueno, en los pies no lo sé, porque no me los veo y pudiera ser que tuviera unos pelos del tamaño de Rapuntzel y no me los vería).

El número de kg engordado me lo reservo para mí, que no quiero provocar infartos el último día del año.

Hoy toca balance. Copiando a Matt, he decidido hacer una recopilación de lo mejor y peor de este año que se va y también mis deseos para 2014.

En 2013:

- He cumplido mi ansiado sueño de quedarme embarazada y poder ampliar la familia.
- La rubia ha seguido siendo la niña más feliz del planeta, y, por si fuera poco, ha empezado a comer un poquito mejor.
- Bendita Abuela, aunque ya mayor, sigue estando genial de salud.
- He recordado a mi padre todos y cada uno de los días. Cada vez le echo más de menos, y pienso lo feliz que estaría de tener un nieto.
- Padre se ha quedado sin trabajo.
- He vuelto a darme cuenta de la suerte de amigas que tengo.
- He despedido a la chica que nos ayudaba en casa y he vuelto a constatar que odio hacer las tareas domésticas.
- Una especie de virus parejil se ha apoderado de algunas personas a las que quiero mucho y que a partir de ahora empiezan una vida de solteras, sin lastres estúpidos y maridos que no saben valorar lo que tienen.
- No he viajado nada de nada.
- Por fin una buena noticia sobre la conciliación familiar, para mí la mejor del año, que amplía la jornada reducida hasta que nuestros hijos tengan 12 años, en lugar de 8 (no he visto que se haya hablado mucho al respecto desde los blogs de maternidad, ¡y a mí me parece un notición!). Supone que podré estar saliendo a las 3 hasta que mi hija tenga ¡¡¡¡casi 17 años!!!! (Seguro que a ella no le hace tanta gracia... jajajaja).
- No hemos tenido ningún problema grave de salud en la familia (obviando el embarazo que Lechón me está dando, pero que a pesar de ser latoso, no ha supuesto ninguna complicación grave).

Para 2014 pido 5 cosinas de nada:

- Que mi bebé nazca sano y sea feliz, al menos, la mitad de feliz que es su hermana siempre. Y ya, puestos a pedir, que sea un bebé comilón y dormilón, y que se deje achuchar un poco más que su hermana  mayor.
- Que sigamos estando bien de salud todos.
- Que mi hija quiera a su hermano y no se sienta desplazada por él.
- Que Padre consiga trabajo cuanto antes.
- Que podamos viajar a EuroDisney con la rubia. Creo que este año sería perfecto para hacerlo, pero dependerá del marrrrrdito parné.

Y ahora... os dejo con la rubia.

¡Feliz Navidad!

PD: Por cierto, a modo de súper coti, os diré que salgo de cuentas a la vez que una famosa muy famosa de este país, pareja de otro famoso muy famoso, y que está previsto que demos a luz en el mismo hospital.
Me veo apareciendo por detrás mientras posa con su pequeño. Estén atentos a sus pantallas.

viernes, 13 de diciembre de 2013

Listas imposibles: Cómo identificar a un ñapas

Ñapas: dícese del señor con kilillos de más, de entre 25 y 60 años, que se dedica a realizar todo tipo de reformas en casas ajenas, desde trabajos de albañilería hasta labores de fontanería, pasando por aluminio, pintura de paredes y arreglos varios.
En la última década se caracterizaban también por ser de nacionalidad distinta a la española, pero desde que la crisis hizo su aparición, ha vuelto el auténtico ñapas ibérico, el original, el inimitable ñapas español, de pelo en pecho y lápiz de carpintero en la oreja.



Los ñapas son una especie distinta, otra raza incluso, me atrevería a decir. Si estás pensando en realizar reformas en tu casa y has contratado una empresa para ello, asegúrate de que en su plantilla dispone de ñapas auténticos. Para ello debes verificar los siguientes puntos:

1. El ñapas de verdad te arregla una cosa, pero te jode dos o tres más, es casi como un mecánico de coche.

2. Un ñapas auténtico siempre trabaja en equipo. Esto es... uno curra y dos supervisan el trabajo, mientras hablan de cualquier tema que no tiene que ver con el trabajo que están realizando.

3. El ñapas genuino siempre, siempre, SIEMPRE, criticará el trabajo anteriormente realizado por otro ñapas. "Señora, venga aquí un momento. El que le hizo esto no selló bien los azulejos, eh? Yo se lo digo porque luego no quiero problemas, pero esto lo tendrían que haber hecho así y asá".

4. Un verdadero ñapas deja sus herramientas, pesadas, llenas de mierda y posiblemente destinadas a aniquilar a la humanidad, en el sitio más delicado de tu casa, esto es, encima del mueble de herencia familiar que data del siglo XVI, en medio del pasillo poco iluminado para que tropieces y te hagas un esguince, o sobre esa baldosa hidráulica que tanto te costó restaurar en la cocina de tu casa.

5. El ñapas legítimo nunca llega puntual a la cita acordada porque es un hombre muy ocupado, porque había atasco en la M30 o porque "PosMireUstéSeñoraEsQueSeMeHaComplicaoLaMañana". Y tú, que no tienes otra cosa que hacer en tu vida más que esperar para que te preste sus servicios, cuando llega tarde, en vez de ladrarle y ponerte hecha una furia, le ofreces un cafelito.

6. Un buen ñapas que haga honor a su nombre, jamás lleva todo el material consigo. Esto implica que tenga que bajar unas 10-12 veces a la furgoneta que ha aparcado en la calle para recoger todo lo que va necesitando. Que cuando suba desprenda un intenso olor a tabaco no tiene nada que ver, malpensada.

7. El ñapas de verdad te coge tanto cariño que nunca, nunca, NUNCA, termina su trabajo en la primera visita. Le gusta tanto tu compañía que se alegra cuando le llamas al día siguiente para comentarle que lo que supuestamente te ha arreglado sigue peor que al principio. Esto supone que tenga que volver a visitarte en los siguientes días para terminar de "niquelar" el trabajo.

8. Un auténtico ñapas se queja amargamente de los tiempos que corren y rememora, con nostalgia, aquellos fantásticos años en los que cobraba 50 eur la hora, algo que tú, con tu carrera, tus tres idiomas, dos masters y el doctorado, ni siquieras has llegado a soñar. Y afirma que los 30 eur/h que cobra ahora no le merecen la pena, mientras tú haces cálculos mentales (con el símbolo del dólar en tus ojos) y te prometes a ti misma que tus hijos no irán a la Universidad, sino que desde los 14 estarán de aprendices de cualquier ñapas ibérico que se precie. Hasta que te retiren y te compren el ático con el que sueñas.

9. La seña de identidad más típica de un buen ñapas es llevar pantalón holgado que al agacharse muestre su fisonomía más íntima, esto es... la raja del culo. Si el señor que has contratado se agacha y no le ves la hucha... NO ES UN ÑAPAS.

10. El ñapas ibérico SIEMPRE está ocupado, y nunca tiene hueco hasta dentro de 2 ó 3 semanas. Ni crisis ni leches fritas. Es un hombre muy ocupado y a pesar de la crisis, él tiene las próximas semanas ocupadísimas. Da gracias si te hace un hueco en el próximo mes. Si consigues concertar una cita con él en la misma semana en que lo has llamado, no es un ñapas de verdad.

Estos 10 puntos se resumen en uno:

Quien tiene un ñapas (o un mecánico) en la familia tiene un tesoro.

¿Alguien ha hecho reformas en su casa últimamente?

miércoles, 4 de diciembre de 2013

Todo va bien

No tengo perdón de Dios, lo sé.

Siento haber estado desaparecida todo este tiempo, pero en mi descarga diré que:

1) Los achaques relacionados con mis riñones y vías urinarias han sido constantes hasta hace pocos días.
2) Hemos estado de minireformas en casa con todo lo que eso conlleva (sí, el síndrome del nido en este embarazo ha sido la leche).
3) Mis ánimos están regular y no tengo muchas ganas de escribir (marrrrrditas hormonas).

ElAnteriormenteConocidoComoAlfAlQueAPartirDeAhoraLlamaremosLechón está como un rey en mi tripa. No para de crecer y ya pesa casi casi lo mismo que su hermana al nacer. Yo estoy de 35 semanas, así que aún tiene tiempo de crecer bastante...

La que también ha crecido a lo ancho he sido yo... y es que las ganas de comer no se me quitan, oiga. Mis pies y manos parecen los de un elefante y desde hace meses sólo me puedo calzar con un par de botas.

Mi gine apuesta porque me pondré de parto (con la Rubia me lo provocaron), debido al tamño pequeño de mi placenta, y ahora mi obsesión consiste en pensar en que romperé aguas provocando un espectáculo en medio de:

a) el súper
b) la farmacia
c) la calle

Sé que no pasaría nada, que es algo natural, pero la sola idea de provocar el espectáculo y que un gran charco en medio de un sitio público delate que el lechón va a nacer, me genera una mezcla de risa histérica y vergüenza.

Contadme... ¿habéis roto aguas en público?
¿Os ha pasado algo relacionado con temas de salud en medio de un lugar lleno de gente?